Acercaremos el cosmos a los ojos de millones de personas

Astrobloguers

Blog de los aficionados a la Astronomía
Astrobloguers » Entradas bajo la categoría Experiencias de Observación

Rupes Recta, ¿un acantilado en la Luna?

Para muchos aficionados a la Astronomía la Luna es una molestia. La luz de nuestro satélite afecta a las observaciones de cielo profundo, llegando a hacerlas imposibles si la fase lunar es avanzada. En mi opinión, si no puedes con tu enemigo, ¡únete a él!.

No hay ningún otro cuerpo astronómico que se pueda observar con tanto detalle como la Luna. A pesar de llevar más de veinte años dedicado a la observación lunar, todavía siguen dejándome sin aliento los parajes desolados que aparecen al telescopio. Basta observar un amanecer junto a los montes Appeninus o el desplazamiento de las sombras de los picos sobre el cráter Plato para darse cuenta del magnífico espectáculo que noche tras noche nos ofrece la Luna.

Entre mis objetos favoritos se encuentra la formación que da título a la entrada de hoy. Ocho días después de la Luna nueva es posible observar con el telescopio una de las formaciones más espectaculares que nos ofrece nuestro satélite. Tiene el aspecto de una línea oscura, los americanos la llaman Straight Wall (Muro Recto) por su aspecto rectilíneo (hay que decir que en el siglo XIX era conocida incluso como la Vía del Tren, este nombre se lo debemos a un alarde de imaginación del astrónomo aficionado Thomas G. Elger, quien trabajaba como ingeniero de ferrocarriles) y la denominación de Muro obedece a que, dependiendo de la iluminación solar, aparece claramente su verdadera naturaleza: una gran pared de acantilado que se levanta sobre la superficie del Mare Nubium (Mar de las Nubes). Al menos estuvo claro hasta que a alguien se le ocurrió pensar que si este acantilado fuese un corte vertical en el terreno cuando los rayos solares incidieran perpendicularmente desaparecería por completo. La realidad es que se trata de un terreno en pendiente, la altura ronda los 250-300 m y la anchura es de unos 2,5 Km, lo cual ofrece una imagen bastante distinta del acantilado a 90º que imaginaron los primeros observadores.

Una imagen artística de Rupes Recta, la idealización resulta muy exagerada

Una imagen artística de Rupes Recta, la idealización resulta muy exagerada

Las teorías más acreditadas actualmente apuntan a que la pendiente es de unos 7º, aunque hay quien afirma que la pendiente es sensiblemente mayor, de alrededor de 40º. La longitud de esta formación es de 110 Km.

Desde la primera vez que vi esta formación en el telescopio, la imagen que tengo de ella es la de una espada. Y nunca deja de impresionarme. Es curioso que el descubridor de Rupes Recta, el astrónomo holandés Christiaan Huyghens también la asimiló a una espada, pero no resulta extraño: el parecido es evidente. La empuñadura de la espada esta formada por una cadena montañosa que los americanos llaman Stag’s Horn Mountains (Montañas del Cuerno del Ciervo), no se trata de ninguna denominación oficial, pero el término está bastante extendido. Un siglo después de su descubrimiento, Schroeter redescubrió esta formación y a pesar de ser un dibujante torpe, representó muchas formaciones lunares de forma estilizada y sin errores.

La carta 54 del Atlas Lunar de Antonín Rükl representa las inmediaciones de Rupes Recta, este Atlas Lunar es la obra de referencia obligada para los aficionados a la Luna.

Carta de localización del Atlas Lunar de Antonín Rükl

Carta de localización del Atlas Lunar de Antonín Rükl

La siguiente imagen está hecha con un telescopio de 180 mm, a la izquierda de Rupes Recta es visible una grieta mucho más pequeña conocida como Rima Birt. Para verla visualmente es necesario contar con un buen seeing, aunque no es difícil observarla mediante el método webcam. La rima Birt corre de forma paralela aproximadamente al muro recto y acaba en un foso. Esta formación es un reto tanto para aficionados (por su dificultad para observarla) como para los científicos, ya que no hay una teoría que explique razonablemente por qué se encuentra ahí. El cráter con forma de cuenco que hay junto a la grieta se denomina Birt, en honor al astrónomo y selenógrafo inglés William R. Birt, tiene un diámetro de 17 Km, frente a los 50 Km de longitud que presenta Rima Birt.

Rupes Recta

Tras la fase de Luna Llena, Rupes Recta se puede observar como una línea de color blanco

Publicado bajo la categoría Experiencias de Observación, Fotografía Astronomica, Historia de la astronomía, Luna
Etiquetas:

Sentir el Universo

En la vida de toda persona hay situaciones profundamente conmovedoras: el primer beso, el matrimonio, el nacimiento de un hijo… Para unos pocos la primera vez que vieron el cielo nocturno y miraron por un telescopio también les marcó sus vidas. Y es que la observación del cielo puede ser una experiencia espiritual.

Probablemente, si lees estas líneas, es que has llegado a esta página porque de algún modo te interesa la astronomía. Probablemente te has maravillado alguna vez con las imágenes del Telescopio Espacial Hubble, o de alguna otra sonda. Pero todos los que hemos sido astrónomos aficionados hemos sentido la necesidad de compartir la experiencia de observar el Universo con nuestros congéneres, sean familiares, amigos o extraños. Esa experiencia es inigualable, a pesar de que el Cosmos, visto por telescopio, dista mucho de ser como en las fotografías.

Quizás nunca hayas mirado por un telescopio. Muchas asociaciones astronómicas suelen organizar jornadas de observaciones públicas para que los curiosos observen a través de ellos. Como tantos otros astrónomos aficionados, he estado ayudando a la primera vez de miles de personas y he visto cómo reaccionan. Lo cierto es que a través de los modestos telescopios de los aficionados, las nebulosas no se muestran en colores brillantes, las estrellas son puntitos, los planetas son discos en los que apenas se distinguen rasgos superficiales, las galaxias apenas son perceptibles como borrones… Por desgracia, la evolución no ha dotado a nuestros ojos con receptores especializados en la observación nocturna. Algunas personas se llevan una pequeña decepción.

Como en el cine, hay películas que son del gusto del público general. En el baúl de los astrónomos aficionados hay lista selecta de objetos celestes que levantan pasión. Observar por vez primera los cráteres de la Luna creciente puede dejarnos medio cegatos, por el brillo de la luna a través del telescopio, pero la sensación de verla en tres dimensiones, casi como si fuéramos astronautas del Apolo 11, es indescriptible. Saturno y los anillos que lo circundan es el otro objeto que nunca defrauda a los tele(scopio)espectadores. También resultan fascinantes algunos cúmulos de estrellas, como Omega Centauri, una gran esfera formada por miles de estrellas. Estremece también la observación a simple vista de la bóveda celeste abarrotada de estrellas, con la Vía Láctea cruzando de horizonte a horizonte.

La experiencia de observar en primera persona es inigualable. Las mejores fotografías astronómicas son incapaces de transmitir tales sensaciones. Porque las imágenes transmiten belleza, pero la observación nos hace sentir parte del Universo. Conecta al observador con el Cosmos y estimula un sentimiento de asombro, humildad y vastedad quizás solo comparable al religioso. Son esos pequeños momentos en los que la Humanidad parece frágil y sus planes, vanales. Y nos preguntamos por qué estamos aquí, qué fuerzas guían el Universo.

Quizás, la primera vez que observes por telescopio, te decepcione. Quizás solo te entretenga. O quizás te cambie la vida y la dediques a escudriñar el cielo en busca de respuestas. Sea como sea, es posible que en tu región, durante este Año Internacional de la Astronomía, se organicen observaciones públicas. No pierdas la oportunidad.

Publicado bajo la categoría Experiencias de Observación

Y aquí… ¿por dónde se mira? (Consejos para neófitos)

Bueno dejar que me presente, soy Rafael Campillos, estudiante de física en la UCM. Me ha tocado escribir el día 2 de cada mes. Tras la inauguración de Mizar del astroblog, me toca a mi el “marrón” de hacerlo tan bien. Así que como es año nuevo, y los reyes están cerca, y, esperando que este blog sea leído por mucha gente que no sea del “mundillo astronómico” voy a hacer una pequeña introducción de como “ser” (astrodependiente) un “astrónomo aficionado”.

“Ritos de iniciación”

Muchos de los nuevos aficionados, han llegado tras haber leído libros sobre astronomía, ver algún documental o por simple curiosidad.

La primera tarea, es buscar más “acólitos” del telescopio por la zona, siempre es mejor conocer a otros aficionados que nos pueden echar una mano. Existen muchos foros de astronomía en internet donde preguntar. A continuación os dejo dos enlaces del Astrowiki con la lista de asociaciones censadas y de foros de internet censados

Una vez que sepamos si hay más compañeros por la zona, es la hora de preguntarse

¿Realmente qué conozco del cielo?

Si la respuesta es nada o casi nada, lo mejor es comenzar con un planisferio, algún libro de cartas y unos prismáticos (también puede ser un telescopio pequeño, lo vemos en el siguiente punto) .

Planisferio de mediados del siglo XX

Planisferio de mediados del siglo XX

En cuanto a planisferios los hay de papel/cartón/plástico y en librerías o tiendas de astronomía los hay. También podemos usar un “planisferio virtual”, es decir un programa para ordenador que nos muestra el cielo para unas coordenadas y hora seleccionadas. Por su aspecto visual, su facilidad de manejo, y porque es software libre, la mejor elección para un principiante es bajarse el Stellarium (PC, Linux y Mac).

Libros de mapas y guías del cielo hay muchos. Yo voy a dejaros aquí tres que conozco, seguramente hay otros muchos libros buenos para principiantes, así que si alguien conoce alguno puede dejarlo en los comentarios. (Al igual que sus opiniones, pues recordemos que esto son consejos y consejos hay como opiniones, infinitas).

Guía del campo de las constelaciones,Pedro Arranz - Guía del cielo 2009,Cuadernos Procivel - Guía del cielo 2009, Pedro Velasco & Telmo FernándezGuía del cielo 2009,Cuadernos ProcivelGúia del cielo 2009, Pedro Velasco & Telmo Fernández

Libros de campo sobre astronomía

También dejo un curso online de Mario Gaitano Játiva para ir “empapándose” de astronomía amateur. Recomiendo leerlo antes de seguir con el “siguiente paso”.

Si ya con esto tenemos claro que necesitamos un telescopio…

“Elección, el problema es la elección”

Elección, el problema es la elección

"Elección, el problema es la elección"

Una de las primeras frases de un “novato” cuando se va a por un telescopio es… ¿un telescopio refra…qué?. Lo primero que tenemos que tener en cuenta es comprar un buen telescopio que no nos acabe desesperando, defraudando y que acabe con uno de los dos ventana abajo (no se sabe exactamente si el comprador harto o el telescopio). Esos telescopios de baja calidad que suelen vender en grandes superficies y tiendas no especializadas son lo que se llaman telescopios de comunión. Porque normalmente se regalan (si los reyes magos están leyendo esto y piensan regalar telescopios, ¡ojo al dato!) y debido a que o no se tienen conocimientos de manejo, o son de calidad pobres, suelen acabar en la basura o cogiendo polvo.

Os recomiendo cuando busqueís telescopio recurrir al consejo de otros aficionados y foros por internet (mirar los links de antes), ya que seguro que todos os van a ayudar a no escoger modelos de poca calidad o más acordes a nuestras pretensiones.

(Aquí os dejo un astro-diccionario de mi compañero Carlos donde podeís consultar algunas “palabras” que usamos los aficionados como EQ5(tipo de montura), apo(tipo de refractor), etc…)

Así que, tras esta “advertencia” vamos a ver que tipos de telescopios hay y como conocerlos.

  • El Telescopio refractor. Basado en lentes convergentes, es el modelo más antiguo y el que usó Galileo, se cree que se inventó o el primero del que se tienen noticias, en España.
Un telescopio refractor

Un telescopio refractor

  • El telescopio reflector. Inventado por Newton, este tipo de telescopio se basa en espejos para conseguir el mismo efecto de aumento que una lente.
Un telescopio reflector

Un telescopio reflector

  • Telescopios catadióptricos. Un diseño reciente, que consiste en mezclar lentes correctas y espejos, mejorando la imagen. Hay varios tipos como el Maksutov-Cassegrain o el Schmidt-Cassegrain. Una de las bondades de este diseño es que nos permite tener grander aberturas en tubos cortos, mientras que en newtons necesitamos tubos largos y en refractores las grandes aberturas son muy caras.
Un telescopio Schmidt-Cassegrain

Un telescopio Schmidt-Cassegrain

Un telescopio suele caracterizarse por el tipo que es y la abertura o diámetro (d) de la lente/espejo.A mayor abertura, mayor luminosidad y veremos objetos más tenues (mayor magnitud).

A su vez el sistema óptico se define por la distancia focal (f) , que es la distancia a la enfoca el espejo/lente. La focal nos determinará el aumento que nos dará un determinado ocular, por lo tanto si os intentan vender un telescopio de X aumentos…no me fiaría mucho, ya que los aumentos NO IMPORTAN a la hora de las calidades de un telescopio, porque los aumentos van en función del ocular que pongamos y de la focal del telescopio. Es mejor mirar focal, abertura y calidad de tallado que aumentos, que suiele ser una “treta” publicitaria para novatos.

Con el diámetro y la distancia focal se define el relación focal, o simplemente focal, del telescopio, que no es más que f/d=focal, es decir: “a que equivale la distancia focal si la medimos con el diámetro del espejo”. Según este valor podemos decir si un telescopio es luminoso o no, unas relaciones focales bajas de en torno a f=5/6 nos darán imágenes luminosas, pero en contra tiene que ofrecen menos aumentos y destacan aberraciones, por eso es la más usada en telescopios newtonianos.

En refractores la relación focal es más grande (f=10 aprox.) y ofrece una imagen menos luminosa pero con un detalle y puntualidad mayor y menos aberraciones.

Los Schimdt-Cassegrain también tienen relaciones altas de focal, pero son más luminosos que los refractores, por lo que se encuentran en un punto medio entre los otros dos modelos.

Por lo tanto como vemos cada telescopio nos ofrecerá unas prestaciones distintas y según que quiera ver, me vendrá mejor uno u otro.

  • Refractor: Me gusta ver planetas (planetaria) y objetos que requieran puntualidad y definición en la imagen sin importar la magnitud baja (magnitud es la medida del brillo) (por ejemplo estrellas dobles). Aquí un buen telescopio es un refractor un 102/100 en una montura EQ3 (400 €)
  • Reflector: Me gusta ver el cielo profundo (deep sky) es decir, nebulosas, galaxias y otros objetos de poca magnitud donde no necesitamos detalles en imagen sino luminosidad. Aquí recomiendo, si no nos importa cargar con algo mas de peso, que no tenga seguimiento y la comodidad de montaje, un dobson (montura a nivel del suelo de madera) de 200 mm de diámetro (300-400€), si en cambio preferimos algo menos de abertura para tener montura con seguimiento, es mejor comprar un newton 150/750 en una EQ 3-2 (300-400€ también)
  • Catadióptricos: No se que quiero ver, un poco de todo. Eso sí no rendirá al 100% en ambos aspectos, pero será luminoso para ver cielo profundo, y con una focal buena para planetaria y dobles. Aquí recomendaría un telescopio tipo Meade de la serie ETX que son Maksutov y algo caros (1000 € aprox.) que es un telescopio protable o algo más grande si podemos con ello, pero no excesivamente como el el Celestron C6 (1000 € aprox. también)

En cuanto a las monturas, hay diversos tipos, la dobson es de madera y está en el suelo, muy sencilla se mueve el telescopio arriba y abajo y a izquierda/derecha. Es un tipo especial de montura altazimutal que normalmente en otros modelos va en en un trípode y es la que tiene estos dos ejes de movimiento.

La montura ecuatorial tiene un eje más que hace que pueda orientarse paralelamente al eje de la tierra, con lo que nos permite seguir a los objetos en el cielo. En principio con las recomendaciones que he hecho la montura que viene de serie con el telescopio basta. Algunas llevan un sistema informático para alinear y buscar objetos, el GOTO como los ETX o los Celestron Cassegrain, lo que las hace más cómoda, y, dependiendo de como te orientes, una ventaja (si no eres capaz de encontrar cosas).

Estas son mis recomendaciones, no obstante, como ya he dicho, lo mejor es consultar a otros aficionados y salir a quedadas para probar material. Si estaís pensando en un telescopio para un niño, posiblemente me iría a un ETX-70 o un Skylux que venden en una famosa cadena de tiendas alemana o modelos similares.

En el astrowiki tenemos una lista también de tiendas de astronomía que conocemos, por si las necesitas:

Y si tienes un telescopio o vas a tenerlo por navidades, el 10 de Enero en Madrid, en la Plaza Mayor por la tarde, vamos a hacer una concentración de telescopios para inaugurar el IYA, no vamos a observar pero tienes una excusa para acercarte a ver más telescopios o a preguntar.
Más información: PDF concentración telescopios

Nota: normalmente con los telescopios al comprarlos vienen filtros solar y lunar coimpletamente inútiles. NO USES BAJO NINGÚN CONCEPTO EL FILTRO SOLAR es muy peligroso porque suelen ser de los que se roscan en el ocular y con la potencia de la radiación solar el cristal que llevan suele hacer “crack” y dejarnos ciegos (a un compañero de foro se le rompió y suerte que no estaba observando). No mires al Sol directamente, ni a través de dispositivos ópticos, los filtros como disquetes, máscaras de soldar y símiles no son seguros para la observación solar porque no filtran infrarrojos o ultravioleta, etc… lo más seguro es ir a una tienda y pedir una lámina de filtro solar (como las baader o filtros de polímero negro). Esto nos dejará observar las manchas, para ver detalles superficiales es necesario un filtro h-alfa que es mucho más caro.

Publicado bajo la categoría Astronomía en Internet, Experiencias de Observación, General, Instrumentación, Libros
Etiquetas: , , , , , , , ,
Arriba | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS)