Acercaremos el cosmos a los ojos de millones de personas

Astrobloguers

Blog de los aficionados a la Astronomía
Astrobloguers » HISTORIAS ESCRITAS SOBRE EL UNIVERSO

HISTORIAS ESCRITAS SOBRE EL UNIVERSO

Germán Peris

 

Muchos de los que somos actualmente aficionados o profesionales de la Astronomía, nos aficionamos o confirmamos nuestra vocación por el estudio de los astros gracias a uno de los grandes divulgadores científicos del siglo XX; Carl Sagan.

 

Sagan, tristemente ya desaparecido,  se hizo popularmente famoso a nivel mundial gracias a su serie televisiva “Cosmos”, una exquisita colección de 13 documentales de aproximadamente una hora de duración, donde no sólo se hablaba de astronomía, si no de Ciencia,…. en realidad se hablaba del Cosmos, del todo.

Fue un éxito sin precedentes que millones de personas gracias a las geniales habilidades de comunicador de Sagan, se acercaran a sus televisores con ojos de descubridores. Nunca una serie de divulgación científica alcanzo el éxito de Cosmos.

 CSAGAN

Muchos recordaremos los sueños de Sagan en sobrevolar los volcanes de Tharsis o el monte Olimpo, en explorar la atmosfera de Júpiter o la helada luna Europa. Pero también nos abrió los ojos a las epopeyas históricas de descubrimientos. Recordamos a los mercaderes holandeses, la biblioteca de Alejandría  o los cangrejos Samuráis.

 

Sin embargo Sagan se movió en una época relativamente fácil. Los medios de comunicación sacaban de forma esporádica los hitos que se iban consiguiendo en la exploración espacial de nuestro sistema solar. No sólo éramos conscientes de que hacía algo más de una década se había abandonado el programa espacial Apolo que puso en la Luna al ser humano, si no que una serie de sondas  espaciales habían viajado a otros planetas, mientras otras se encontraban en camino de los más alejados. Parecía que el espacio estaba cerca.

 

Tener un ambiente propicio que llama la atención del ciudadano, y además los medios adecuados, como la prensa, radio y excepcionalmente la televisión, sin duda ayudaron mucho a que el gran público se interesara por la serie de Sagan y la pasión con que expresaba las historias de los científicos y descubridores.

 

Un buen número de personas habían tenido la ocasión de crecer, de alimentarse de la pasión de otros divulgadores científicos anteriores que no tuvieron los medios que dispuso Sagan para llegar al gran público, pero sin duda, si la misma pasión y poder cautivador de transmitir ciencia.

 

Uno de ellos, fue el genial  Camille Flamamarion. Nacido en Francia en 1842, entró a trabajar como colaborador del Observatorio de Paris muy joven y fundó en 1887 la Sociedad Astronómica Francesa de la que fue su presidente.

 Flammarion

Fue un activo y apasionado divulgador científico, publicó asiduos artículos en la revista de la Sociedad Francesa, así como en la prensa Parisina. Además fue un prodigo escritor que no sólo acercó la astronomía al gran público. Escribió una cincuentena de obras, siendo su obra más conocida la publicada en 1880 “Astronomía Popular” por la que ganó un premio. Este libro fue el “Cosmos” de finales del siglo XIX, y que muchas generaciones leyeron hasta bien entrado el siglo XX.

 

En una época aún alejada de la exploración espacial, de los grandes telescopios y con una incipiente astrofotografía y espectroscopia estelar, Flammarion se preocupó por la vida en otros mundos y fue un apasionado del planeta Marte, que observó desde Paris en multitud de ocasiones. En reconocimiento de su labor, un cráter de Marte lleva su nombre.

 

Leer a Flammarión, y re-descubrir la pasión y belleza que pone en las descripciones del universo, en las inquietudes por el futuro de la humanidad, y en la fe que deposita en que un día conozcamos otras civilizaciones, sin duda nos trae gratos recuerdos de aquellas noches de juventud en las que empezamos a descubrir el cielo.

 

Transcribo algunas “perlas” históricas de uno de los libros de Flammarión para animar al lector a que descubra a este genial divulgador. (A través del Espacio, Ed. Española de 1907), y cual era la visión de nuestro universo más cercano en aquella lejana época de hace más de 100 años.

 

La Luna a un metro.

“El numero 384.000 (kilómetros) dividido por 3000 (aumentos) da 128. Es conclusivo, pues, que esta cifra de 128 kilómetros representa el minimum de distancia a la que podemos aproximar la Luna actualmente. Está distancia es demasiado grande para que los astrónomos puedan afirmar nada todavía sobre el problema de habitabilidad actual de la Luna”.

 

“Por otra parte el astrónomo americano William Pickering, que instala en estos momentos un observatorio en las elevadas mesetas de Perú, acaba de señalar algunos cambios sobrevenidos a tres cráteres lunares y vuelve a poner a la discusión la antigua opinión de William Herschell sobre la posibilidad de una actividad actual de los numerosos volcanes que pueblan la superficie de nuestro satélite. Aquí, también, todo nos invita a observaciones precisas.”.

 

El Sol

“Para ir de aquí al Sol, se necesitaría un puente de 11.640 Tierras yuxtapuestas. Para franquear esta distancia, un tren expreso, lanzado a una velocidad constante de 60 kilómetros por hora, emplearía 149 millones de  minutos, es decir, 103.472 días o 283 años. En razón de la duración media de nuestra vida, la expedición solar no llegaría a su término sino en la séptima generación y sólo la décimo cuarta podría traer noticia de lo visto por el tatarabuelo de su bisabuelo.

 

Si pudiéramos alargar el brazo lo suficiente para tocar el sol y quemarnos, como la velocidad de transmisión de la sensación nerviosa no es más que de 28 metros por segundo, no sentiríamos la quemadura sino al cabo de 167 años.

Una bala de cañón lanzada a una velocidad de 500 metros por segundo y que conservara esa rapidez uniforme tardaría diez años en llegar al astro del día”.

 

La Vida del el Sol

“La temperatura del Sol tiene por origen el mecanismo mismo de la formación de este astro. El globo solar es el resultado de la contracción y de la condensación gradual de la antigua nebulosa que se extendía primitivamente hasta los limites del sistema solar, es decir hasta más allá de la orbita de Neptuno y de los planetas transneptunianos, todavía desconocidos.”.

 

“Digamos solamente que el cálculo ha demostrado que las moléculas de la antigua nebulosa solar, al llegar a esté centro y condensarse para formar el globo solar, han creado un calor igual a quince millones de veces aproximadamente el gasto anual de la radiación del astro. De otro modo; por el sólo hecho de su condensación progresiva, la masa solar ha debido de ganar bastante calor para alimentar su radiación durante unos quince millones de años. Y como nada prueba que la masa solar continúe condensándose y continúe recibiendo una lluvia incesante de meteoros y fragmentos cometarios, es posible que en lugar de disminuir por su gasto, el calor solar aumente aun en nuestros días”.

 

Viaje al planeta Marte

“Abordando el planeta Marte, el punto que quizás atraiga mas nuestra atención, es la circulación de agua en su atmosfera”.

 

“La circulación del agua en la superficie de la Tierra es el agente especial de la vida Terrestre”……..”No tenemos el derecho de afirmar, sin embargo, que suceda lo mismo en los demás mundos del universo. El estudio de la naturaleza nos enseña a ser reservados en nuestras afirmaciones, pues nos muestra que esa naturaleza es infinita en la variedad de sus producciones. De que un mundo esté absolutamente desprovisto de agua, no puede inferirse razonablemente que no este habitado. No encerremos nuestras concepciones en una cáscara de nuez. El hombre privado de oxígeno muere. Hay en nuestro pequeño planeta seres a quienes el oxigeno mata.”.

 

“Observamos en Marte nieves polares que están muy extendidas a fines de cada invierno y quedan casi enteramente licuadas a fines de cada verano. ¿Están formadas esas nieves de la misma agua química que la nuestra? Es posible, y hasta probable”

“…Podemos pensar que la combinación (del oxígeno y el hidrógeno) de esos dos elementos se produce en Marte y en Venus, como en la Tierra, pues todas las observaciones están de acuerdo en  favor de esta conclusión. Esto no obstante, pudiera tratarse de otra clase de agua, de otro liquido”.

 

“..Las condiciones son muy diferentes en la superficie de Marte. Los mares marcianos no ocupan la mitad de la extensión del globo, si es que son mares siquiera”.

canalesMarte_Flammarion 

“Los canales pueden ser ranuras naturales debidas a la misma evolución del planeta, como en la Tierra, la Mancha y el canal de Mozambique, o surcos abiertos por los habitantes para la distribución de las aguas, o quizás las dos cosas, es decir, formaciones naturales rectificadas por la inteligencia”.

 

“…Pero lo que hay de cierto es que esos canales sirven para la circulación de las aguas y constituyen un sistema hidrográfico de los más ingeniosos”.

 

“….podemos concluir que en la superficie del planeta Marte, el agua circula, no por un sistema de nubes , de lluvias y de fuentes, como aquí, sino por la fusión de las nieves polares y por canales horizontales y entrecruzados que la distribuyen por los continentes. Luego se evapora para ir a condensarse casi exclusivamente sobre las zonas polares mas frías, que la recogen en estado de nieve”….”se tendrá una idea del aspecto de este globo por la figura adjunta, diseñada el 30 de noviembre de 1896.”.

 

“..Puede preguntarse uno (nosotros nos guardaremos de ello) si, después de todo, esos canales y sus desdoblamientos periódicos son debidos a causas exclusivamente físicas y naturales. Al aspecto de un trazado catastral tan regular, tan geométrico, la idea de asimilar esa red a un sistema de irrigaciones voluntarias no es absurda en si y puede ser sostenida por un abogado audaz”.

 

“…¿y quien sabe si los mismos marcianos no intentaran algún medio para comunicarse con nosotros, por medio de señales luminosas , que nosotros no hemos sabido ver ni comprender todavía?”.

 

Júpiter, el gigante de los mundos.

“De allí (la Luna Io), se tendría delante de los ojos un globo inmenso (de Júpiter), midiendo 140.926 kilómetros de diámetro, 11 veces más grande que nuestra Tierra. Es un poco menos de la distancia de la Luna, de manera que, visto desde aquel satélite, Júpiter aparecería mas de 11 veces más vasto en diámetro que la Tierra vista desde la Luna, la cual es ya 4 veces más grande que la Luna llena vista desde aquí. ¡Algo así como 45 veces el disco de la Luna llena, en diámetro más de 20 grados de latitud sobre el horizonte del cielo!”.

 

“…sin remontarnos tanto, y no admitiendo sino las observaciones de la mancha (roja) actual, que remontan a 1877, debemos de convenir en que una configuración tan limpia y precisa como la de que se trata, permanente en su posición, no puede ser un disco nebuloso suspendido en el aire, si no que tiene su causa dentro del globo mismo del planeta y representa quizás una isla, a los lados de la cual circula una corriente rápida”.

 

“..la superficie del planeta debe de ser aun pastosa, quizá solidificada en algunos puntos y de un rojo oscuro. Júpiter es un sol enfriado y se encuentra actualmente en un estado intermediario entre el estado solar y el estado planetario, como lo estuvo la Tierra en su época primordial”.

 

Un ojo nuevo

“Estas ultimas estrellas (las de magnitud 14) son visibles con los instrumentos actuales de los observatorios. Se ve que el total de esos catorce primeros órdenes de brillo pasa de cuarenta millones. Tratar de catalogar esta hueste estelar, seria no sólo un trabajo sobrehumano, sino hasta absolutamente irrealizable: pues se deslizarían inevitables errores en semejante numero de observaciones, así como en sus reducciones, sus transcripciones y su colocación en el mapa”.

 

“Ahora bien, la fotografía puede hacer todo esto enteramente sola, por decirlo así, reproducir el cielo entero y de la manera más sencilla, gracias a los perfeccionamientos introducidos de algunos años a esta parte, en los métodos de operación. ¿Y sabéis en cuanto tiempo podría obtenerse esa obra gigantesca, ese monumento perdurable de la astronomía moderna? ¡En trece minutos!. En efecto, véase la duración necesaria de la exposición para que las estrellas de diversas magnitudes impresionen placas preparadas al gelatino-bromuro.”.

 

“Diez y ocho observatorios diseminados por todo el mundo se han repartido la tarea. Cada uno de ellos se ha comprometido a facilitar, por término medio, mil doscientos clichés de una exposición de cinco minutos y un número igual de una exposición de una hora. Se necesitan 11.027 de estos clichés para cubrir el cielo. Cada clichés toma dos grados cuadrados de cielo y mide 16 centímetros. Esta inmensa carta celeste representará una esfera de 21 metros de diámetro de circunferencia o de 3,44 metros de radio. Los instrumentos utilizados para obtener estas fotografías son idénticos para los diez y ocho observatorios; son ecuatoriales cuyo objetivo mide 0m33 de diámetro y cuya longitud es de 3,43 metros”.

 

“El mismo instrumento que muestra al ojo humano los astros de la decimocuarta magnitud, y que en el cielo entero registra unos 44 millones de estrellas, muestra al ojo fotográfico, 134 millones desde las primeras pesquisas para obtener la decimaquinta magnitud. Alcanzará la decimosexta a la segunda, y en una hora veinte minutos de exposición, presentará, a la admiración deslumbrada del observador, un polvo luminoso de cuatrocientos millones de estrellas!”.

 

 

Hombres y Mujeres planetarios

“El primer punto que nos impresiona en el estudio de otros mundos es el de saber si se nos parecen. Cuando observamos la Luna, o Venus; Marte o Júpiter, al telescopio, buscamos ante todo, instintiva y como naturalmente, si ofrecen analogías con el mundo que habitamos. Nuestros esfuerzos tienden a determinar las condiciones de habitabilidad, los climas, las estaciones, el estado de la atmosfera, la densidad, la pesantez, la duración del día y de la noche, le meteorología de cada mundo, con la idea preconcebida de que el grado de probabilidad a favor de la existencia de vida, es paralelo al grado de semejanza con el planeta que habitamos”.

 

“!La vida! ¡La vida! Ella irradia por todo en el mundo, desde las negras profundidades del Océano, hasta las blancas cimas de las nieves eternas; palpita en y un rayo de sol, pulula en una gota de agua; llena de microbios el aire; se multiplica, parasito sobre parásito, en detrimento de la vida misma; envuelve todo el globo en una red sin fin, que se reforma perpetuamente por si misma; se muestra en la tierra, en el agua, en el aire, en la planta, en el animal, devorándose a ella misma antes que cesar de ser; desborda por todas partes de la copa terrestre, demasiado estrecha para contenerla; ¡y tendremos la pretensión de trazarle limites!…..!Peces que somos!…. ¿Con que derecho decirle a la energía vital que irradia en el Universo: “Tú llegaras hasta aquí y no irás más lejos”? ¿En nombre de la ciencia? Error completo. Lo conocido es una isla minúscula, en medio del inmenso océano de lo desconocido”.

 FlammarionWoodcut

Publicado bajo la categoría General

Un comentario a “HISTORIAS ESCRITAS SOBRE EL UNIVERSO”

  1. Excelentes reseñas de flammarion.

    Gracias compañero.

Deja un comentario

Arriba | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS)