Acercaremos el cosmos a los ojos de millones de personas

Astrobloguers

Blog de los aficionados a la Astronomía
Astrobloguers » De las Estrellas y Constelaciones (y III)

De las Estrellas y Constelaciones (y III)

Reconociendo las Estrellas y Constelaciones.

16 de Marzo de 2009

Uno de los primeros y más gratos pasos de la astronomía observacional es aprender la posición de las estrellas que se pueden observar en la bóveda celeste.

 

Para aprender la posición de las estrellas y constelaciones que hemos mencionado nos valdremos de una herramienta sencilla y asequible, el Planisferio.

 

Un planisferio es la representación de la esfera celeste en una superficie plana. Su origen es muy antiguo. Su uso se basa en la falsa creencia de que aparentemente la Tierra está en el centro del Universo, y que es la bóveda celeste la que gira alrededor nuestro.

 

 El cielo nocturno sobre nuestras cabezas tiene la forma de una enorme cúpula, sobre la cual, segundo a segundo y de este a oeste, parece que se van moviendo las estrellas. El objetivo final del planisferio será el de indicarnos, a todas las horas del día (la noche mejor) y todos los días del año, qué objetos celestes son los que se podrían ver en el cielo y cuáles están ocultos ante nuestra vista por nuestro propio horizonte o bien por el resplandor diurno de nuestro Sol.

 

El planisferio en sí es la lámina inferior de cartón rígido, y contiene dibujadas en su superficie todas las estrellas visibles a simple vista lo largo de todo el año.

 

 El límite del círculo suele coincidir con el horizonte del observador, y por tanto esta realizado para un observador de una latitud dada, en este caso la nuestra con mayor o menor aproximación  que asumimos como 40º Norte de media para la toda la península.

 planisferio11

 

El planisferio se centra en la estrella Polar, pero  fijémonos que sin embargo  que no es el centro de la bóveda celeste visible en una determinada fecha cualquiera

 

Si prescindimos de la lamina giratoria superior, podemos apreciar dos partes bien diferenciadas;

 

Una externa, donde se halla toda una serie de círculos concéntricos con datos que nos facilitan información necesaria sobre el cielo. Estos círculos concéntricos se suelen dividir de fuera hacia el interior del planisferio en varios tipos de datos; en la parte más externa están marcadas las constelaciones zodiacales. Un círculo interior a éste último divide el cielo del planisferio en 360º. El siguiente círculo está dividido en 24 horas, que a la postre dan la misma información que los grados pero en otra magnitud empleada más comúnmente en astronomía como son las horas, minutos y segundos de arco.

 

Los dos siguientes círculos se corresponden, el primero, con los meses del año mientras que el segundo a los días de cada mes y servirán para situar el planisferio en la fecha correcta de observación. Los meses están separados entre sí en franjas de 30º y están colocados de la forma que el 21 de marzo coincida con el llamado Punto Aries celeste.

 

Una parte central que constituye la mayor parte del planisferio, donde figuran las estrellas  visibles a simple vista durante todo el año, junto con una serie de líneas a modo de paralelos, que nos indican la declinación de las estrellas (el ecuador celeste está marcado en 0º), y de meridianos, que nos indican la ascensión recta de los cuerpos celestes.

 

Este sistema de líneas, a modo de los paralelos y meridianos terrestres, es el sistema para conocer la posición de un objeto en la bóveda celeste, y es conocido como sistema de coordenadas ecuatoriales y es el sistema que utilizan los astrónomos para situar un objeto en el cielo al igual que un geólogo da la posición geográfica de latitud y longitud de un determinado accidente geológico.

 

La lámina independiente y giratoria superior sirve para determinar qué estrellas se pueden ver en una fecha dada y a una hora dada, desde la latitud geográfica del observador  y para la cual se ha diseñado el planisferio.  Una parte de esta lámina es opaca, pintada de blanco o gris generalmente, mientras que las estrellas visibles las vemos dentro de un marco de plástico transparente con forma de elipse.

 

Si se hace girar la lámina superior sobre la inferior, se puede fijar el día del año del mes correspondiente y la hora de observación para observar que estrellas veremos en ese instante en nuestro cielo. Las estrellas que quedan bajo la parte opaca de la lámina son las que lógicamente no son visibles en el momento de la observación.

 

En los bordes de la lámina superior se indican las horas del día que siempre corresponden con las horas en el llamado tiempo universal (T.U) u hora solar. Para nosotros, los habitantes de la Península, debemos sumar 1 hora en invierno y 2 horas en veranos para conocer la hora civil u hora que nos marcan nuestros relojes.

 planisferio21

En la imagen anterior del planisferio, lo tenemos “puesto” para observar el cielo a las 00 de la noche del día 26 de junio de nuestro reloj (las 22 horas de tiempo universal T.U  del día 25 junio). Fijémonos que es el mismo cielo que podemos observar también por ejemplo a las 3 de la madrugada del 10 de mayo (01 horas de T.U), o a las 02 de la madrugada del 25 de mayo ( 00 horas de T.U).

 

Fijémonos que en la misma lamina giratoria están señalizados los puntos cardinales (el Sur, por ejemplo, coincide con las 12 horas).

 

 Podemos observar una línea recta que va desde el Norte al Sur, es la llamada meridiana del lugar y en el centro de dicha línea vemos una cruz que se llama cenit  y que se corresponde con el  punto del cielo que está situado por encima de la cabeza de un observador, es decir, su vertical.

 

El Sol, la Luna, los planetas, asteroides y  cometas no se indican en los planisferios ya que sus movimientos, independientes, no se corresponden con el movimiento común de las estrellas y seria imposibles reflejarlos en el planisferio.

 

planisferio3

La principal dificultad que entraña es saber tomarlo adecuadamente con la mano para orientarlo de acuerdo a la dirección del punto cardinal que queramos observar.

 

Fijémonos que el planisferio no representa la totalidad de estrellas visibles a simple vista desde un entorno rural, pues es imposible por motivos de escala representar varios miles de estrellas en tan poco espacio. Pero si nos va a permitir encontrar las alineaciones o asterismos más importantes de cada constelación, lo que será el primer paso para podernos guiar entre las estrellas.

Un planisferio se puede adquirir en tiendas especializadas o incluso en librerías generales, y va a ser nuestra primera guía para descubrir las estrellas, sus nombres y las constelaciones que conforman.

Publicado bajo la categoría General

6 commentarios a “De las Estrellas y Constelaciones (y III)”

  1. a mi me parece ilogico

  2. deverian poner las constelaciones osea los dibujos de las constelaciones

  3. esto no me sirvio de mucho pero algo si graxcias y tipo q traten de poner algo mas bueno osea tipo q no daa bye

  4. Acabo de descubrir esto de los planisferios y estoy intentando encontrar alguno para imprimir, para España 40º Norte.

    ¿Sabéis de alguno?

    Un saludo

  5. Hola compañero;

    http://educa-ciencia.com/planisferio-doble-cara.htm

    Aqui tienes uno muy sencillo y efectivo, a doble cara o sencillo.

    Espero te sea de ayuda.

    Saludos.

    German Peris

  6. Gracias.

Deja un comentario

Arriba | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS)