Acercaremos el cosmos a los ojos de millones de personas

Astrobloguers

Blog de los aficionados a la Astronomía
Astrobloguers » Desvelando los enigmas del Sistema Solar en busca de vida

Desvelando los enigmas del Sistema Solar en busca de vida

Somos curiosos por naturaleza. Desde tiempos ancestrales estamos siempre buscando la respuesta a la eterna pregunta: «¿por qué?» ¿Por qué sale el Sol por las mañanas? ¿Por qué hace frío y otras veces calor? ¿Por qué brilla la Luna? ¿Por qué, por qué, por qué….? Muchas vidas se perdieron buscando tierras lejanas, muchos años en recorrer enormes distancias para encontrar respuestas.

Una de las cosas que personalmente más me llaman la atención en el mundo de astronomía es la posibilidad de encontrar vida en otros planetas. Suena a tópico y quizá hasta ciencia ficción, pero hay que volver a la cuestión de siempre, a esa pregunta que todos consciente o inconscientemente nos hemos hecho alguna vez. Pero no hemos hecho más que empezar a adentrarnos en el Espacio. Aún no hemos puesto el pié más allá de los 380.000 kilómetros que nos separan de la Luna.

Nuestros vecinos planetarios

Orbitando a nuestro lado tenemos otros lugares similares pero también muy distintos al mismo tiempo como Venus y Marte, qué os voy a contar. Aún hoy siguen siendo noticia de primera plana en muchos medios. En Marte orbitan y pisan numerosos artefactos humanos con el fin de escudriñar hasta el último rincón de este enigmático cuerpo celeste. Y es que estamos naciendo en el conocimiento, apenas empezamos a desvelar misterios.
Me llamó la atención hace unos meses, que cayó en mis manos un libro de astronomía del año 1969, en el que se podía leer lo siguiente (de forma textual):

«…Venus muestra muchas cosas en común con la Tierra. Tiene casi el mismo tamaño y, como ella, presenta estaciones regulares a medida que se traslada alrededor del Sol. Como los demás planetas, gira también alrededor de su eje, pero no podemos medir la duración del día venusiano (o su velocidad de rotación) por estar siempre completamente envuelto por una espesa capa de nubes que impide ver su superficie, que puede ser tierra firme o, posiblemente, un enorme océano».

Impresionante. Hace cuatro días no teníamos ni la menor idea de lo que había en Venus…

Titán, un mundo desvelado

Primera imagen de la superficie de Titán. Se compara con una imagen a escala similar de la Luna.

Primera imagen de la superficie de Titán. Se compara con una imagen a escala similar de la Luna. (ESA)

El artefacto humano en superficie que más lejos ha llegado y está ahora congelado a más de 170ºC bajo cero es la sonda Huygens en la luna de Saturno: Titán, una fantástica historia llena de emociones que se remonta casi 20 años atrás y que concluyó con éxito el 14 de enero de 2005. En el año 1980, la sonda Voyager 1 fotografió Titán a su paso por Saturno y encontró un mundo cubierto por un manto anaranjado. Era poco probable que allí existiera vida. En aquel momento solo teníamos las impresiones artísticas de Titán realizadas por los maestros del lápiz y las pinturas, pero queríamos verlo, probarlo, olerlo.

La mañana del 14 de enero de 2005 estaba pegado al ordenador, recargando una y otra vez la página web de la ESA, que mostraría los detalles que mucha gente estaba esperando: imágenes y sonidos obtenidas por la Huygens de un mundo que había permanecido oculto a nuestros ojos, un mundo extraño que se encuentra a más de 1000 millones de kilómetros de distancia. ¡Piénsalo, parece increíble! La sonda Huygens fue un éxito, pero no encontramos vida.

No sabemos casi nada, aunque empeño le estamos poniendo y andamos con paso firme. Jamás habíamos tenido tantas misiones espaciales de forma simultánea. Sondas que recorren el Sistema Solar en busca de respuestas. Incluso una que va a Plutón, que salió el 19 de enero de 2006 y lleva recorridos casi 2000 millones de kilómetros. Con cifras como estas, es inevitable pensar lo pequeños que somos y lo grande que es el espacio exterior. ¡Qué suerte tener un planeta seguro donde habitar!

Plutón, Caronte, Nix e Hydra

Plutón, Caronte, Nix e Hydra. (NASA).

A la New Horizons aún le queda mucho hasta recorrer los 6000 millones de kilómetros que tiene por delante. Y para cifras alarmantes, pensar que nuestro querido ex-planeta Plutón se descubrió en 1930. No supimos que tenía una luna enorme llamada Caronte hasta la década de los 70. Recientemente le hemos encontrado otras dos lunas Hydra y Nix. Pero allí, tampoco hay vida.

Los océanos de Europa

De momento solo podemos mirar al cielo y preguntarnos donde buscar para encontrarla. No obstante, en nuestro vecindario tenemos más candidatos, aún no se termina la búsqueda. Ahora las miradas están puestas es en Europa, gran luna de Júpiter cuyo interior se presume con agua líquida, precursora de vida. Quizá la energía calorífica que proviene del interior active las heladas aguas y provoque reacciones químicas que generen vida. Me emociona pensar que estamos viviendo sin saber que bajo esa superficie de kilómetros de hielo se esconden criaturas extraordinarias, y nosotros aquí, realizando conjeturas ajenos a una posible y tentadora realidad. Muy a menudo me inquieto por ese momento en que nos decidamos a explorarlo.

Qué emoción debieron sentir las primeras personas en ver imágenes de esas lunas, pensando que serían como la nuestra llena de cráteres y sin actividad visible, al descubrir que era todo lo contrario, superficies renovadas, volcanes y hielos; esos cuerpos también están vivos.

Imagen de la luna Europa tomada por Voyager 2 en Julio de 1979

Imagen de la luna Europa tomada por la sonda Voyager 2 en Julio de 1979. (Cyclops)

Más allá

Pero nuestro afán por encontrar vida siempre ha estado patente, no hemos dejado de enviar señales en cada misión interplanetaria. Muchas de las sondas y naves de exploración que enviamos también son emisarios, desde las primeras Pioneer que llevaban placas de identificación con signos y dibujos humanos, pasando por los famosos discos de oro montados en las Voyager que contenían numerosas imágenes y sonidos, así como ciertos jeroglíficos de fácil interpretación que una posible civilización pudiera encontrar y descifrar dentro de ¿millones de años? Actualmente la estrella más cercana al Sol es Proxima Centauri que se encuentra a más de 4 años luz y ni siquiera se dirigen hacia ella. Da lo mismo. No importan los más de 60.000 kilómetros por hora a la que viajan. Son insignificantes en ese tremendo vacío.

Nuestra última meta en la actualidad sin embargo no está ligada a naves espaciales y sondas, muy útiles para la investigación de nuestro Sistema Solar. Nuestras miradas también se centran en otros mundos mucho más alejados, los llamados planetas extrasolares. Aquellos que orbitan otras estrellas, otros mundos quizá como el nuestro y donde se estén preguntando si cerca de esa estrella a la que llamamos “Sol”, existen planetas habitables con seres vivos quizá inteligentes.

Ya lo decía Jodie Foster realizando una excelente interpretación como la Dra. Ellie Arroway en Contact, esa superproducción basada en la novela de Carl Sagan: «Si estamos solos en el Universo, cuanto espacio desaprovechado».

Fernando Fdez.
astrocosmos.es

Publicado bajo la categoría Astronomía en Internet, General

Deja un comentario

Arriba | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS)