Acercaremos el cosmos a los ojos de millones de personas

Astrobloguers

Blog de los aficionados a la Astronomía
Astrobloguers » Y aquí… ¿por dónde se mira? (Consejos para neófitos)

Y aquí… ¿por dónde se mira? (Consejos para neófitos)

Bueno dejar que me presente, soy Rafael Campillos, estudiante de física en la UCM. Me ha tocado escribir el día 2 de cada mes. Tras la inauguración de Mizar del astroblog, me toca a mi el “marrón” de hacerlo tan bien. Así que como es año nuevo, y los reyes están cerca, y, esperando que este blog sea leído por mucha gente que no sea del “mundillo astronómico” voy a hacer una pequeña introducción de como “ser” (astrodependiente) un “astrónomo aficionado”.

“Ritos de iniciación”

Muchos de los nuevos aficionados, han llegado tras haber leído libros sobre astronomía, ver algún documental o por simple curiosidad.

La primera tarea, es buscar más “acólitos” del telescopio por la zona, siempre es mejor conocer a otros aficionados que nos pueden echar una mano. Existen muchos foros de astronomía en internet donde preguntar. A continuación os dejo dos enlaces del Astrowiki con la lista de asociaciones censadas y de foros de internet censados

Una vez que sepamos si hay más compañeros por la zona, es la hora de preguntarse

¿Realmente qué conozco del cielo?

Si la respuesta es nada o casi nada, lo mejor es comenzar con un planisferio, algún libro de cartas y unos prismáticos (también puede ser un telescopio pequeño, lo vemos en el siguiente punto) .

Planisferio de mediados del siglo XX

Planisferio de mediados del siglo XX

En cuanto a planisferios los hay de papel/cartón/plástico y en librerías o tiendas de astronomía los hay. También podemos usar un “planisferio virtual”, es decir un programa para ordenador que nos muestra el cielo para unas coordenadas y hora seleccionadas. Por su aspecto visual, su facilidad de manejo, y porque es software libre, la mejor elección para un principiante es bajarse el Stellarium (PC, Linux y Mac).

Libros de mapas y guías del cielo hay muchos. Yo voy a dejaros aquí tres que conozco, seguramente hay otros muchos libros buenos para principiantes, así que si alguien conoce alguno puede dejarlo en los comentarios. (Al igual que sus opiniones, pues recordemos que esto son consejos y consejos hay como opiniones, infinitas).

Guía del campo de las constelaciones,Pedro Arranz - Guía del cielo 2009,Cuadernos Procivel - Guía del cielo 2009, Pedro Velasco & Telmo FernándezGuía del cielo 2009,Cuadernos ProcivelGúia del cielo 2009, Pedro Velasco & Telmo Fernández

Libros de campo sobre astronomía

También dejo un curso online de Mario Gaitano Játiva para ir “empapándose” de astronomía amateur. Recomiendo leerlo antes de seguir con el “siguiente paso”.

Si ya con esto tenemos claro que necesitamos un telescopio…

“Elección, el problema es la elección”

Elección, el problema es la elección

"Elección, el problema es la elección"

Una de las primeras frases de un “novato” cuando se va a por un telescopio es… ¿un telescopio refra…qué?. Lo primero que tenemos que tener en cuenta es comprar un buen telescopio que no nos acabe desesperando, defraudando y que acabe con uno de los dos ventana abajo (no se sabe exactamente si el comprador harto o el telescopio). Esos telescopios de baja calidad que suelen vender en grandes superficies y tiendas no especializadas son lo que se llaman telescopios de comunión. Porque normalmente se regalan (si los reyes magos están leyendo esto y piensan regalar telescopios, ¡ojo al dato!) y debido a que o no se tienen conocimientos de manejo, o son de calidad pobres, suelen acabar en la basura o cogiendo polvo.

Os recomiendo cuando busqueís telescopio recurrir al consejo de otros aficionados y foros por internet (mirar los links de antes), ya que seguro que todos os van a ayudar a no escoger modelos de poca calidad o más acordes a nuestras pretensiones.

(Aquí os dejo un astro-diccionario de mi compañero Carlos donde podeís consultar algunas “palabras” que usamos los aficionados como EQ5(tipo de montura), apo(tipo de refractor), etc…)

Así que, tras esta “advertencia” vamos a ver que tipos de telescopios hay y como conocerlos.

  • El Telescopio refractor. Basado en lentes convergentes, es el modelo más antiguo y el que usó Galileo, se cree que se inventó o el primero del que se tienen noticias, en España.
Un telescopio refractor

Un telescopio refractor

  • El telescopio reflector. Inventado por Newton, este tipo de telescopio se basa en espejos para conseguir el mismo efecto de aumento que una lente.
Un telescopio reflector

Un telescopio reflector

  • Telescopios catadióptricos. Un diseño reciente, que consiste en mezclar lentes correctas y espejos, mejorando la imagen. Hay varios tipos como el Maksutov-Cassegrain o el Schmidt-Cassegrain. Una de las bondades de este diseño es que nos permite tener grander aberturas en tubos cortos, mientras que en newtons necesitamos tubos largos y en refractores las grandes aberturas son muy caras.
Un telescopio Schmidt-Cassegrain

Un telescopio Schmidt-Cassegrain

Un telescopio suele caracterizarse por el tipo que es y la abertura o diámetro (d) de la lente/espejo.A mayor abertura, mayor luminosidad y veremos objetos más tenues (mayor magnitud).

A su vez el sistema óptico se define por la distancia focal (f) , que es la distancia a la enfoca el espejo/lente. La focal nos determinará el aumento que nos dará un determinado ocular, por lo tanto si os intentan vender un telescopio de X aumentos…no me fiaría mucho, ya que los aumentos NO IMPORTAN a la hora de las calidades de un telescopio, porque los aumentos van en función del ocular que pongamos y de la focal del telescopio. Es mejor mirar focal, abertura y calidad de tallado que aumentos, que suiele ser una “treta” publicitaria para novatos.

Con el diámetro y la distancia focal se define el relación focal, o simplemente focal, del telescopio, que no es más que f/d=focal, es decir: “a que equivale la distancia focal si la medimos con el diámetro del espejo”. Según este valor podemos decir si un telescopio es luminoso o no, unas relaciones focales bajas de en torno a f=5/6 nos darán imágenes luminosas, pero en contra tiene que ofrecen menos aumentos y destacan aberraciones, por eso es la más usada en telescopios newtonianos.

En refractores la relación focal es más grande (f=10 aprox.) y ofrece una imagen menos luminosa pero con un detalle y puntualidad mayor y menos aberraciones.

Los Schimdt-Cassegrain también tienen relaciones altas de focal, pero son más luminosos que los refractores, por lo que se encuentran en un punto medio entre los otros dos modelos.

Por lo tanto como vemos cada telescopio nos ofrecerá unas prestaciones distintas y según que quiera ver, me vendrá mejor uno u otro.

  • Refractor: Me gusta ver planetas (planetaria) y objetos que requieran puntualidad y definición en la imagen sin importar la magnitud baja (magnitud es la medida del brillo) (por ejemplo estrellas dobles). Aquí un buen telescopio es un refractor un 102/100 en una montura EQ3 (400 €)
  • Reflector: Me gusta ver el cielo profundo (deep sky) es decir, nebulosas, galaxias y otros objetos de poca magnitud donde no necesitamos detalles en imagen sino luminosidad. Aquí recomiendo, si no nos importa cargar con algo mas de peso, que no tenga seguimiento y la comodidad de montaje, un dobson (montura a nivel del suelo de madera) de 200 mm de diámetro (300-400€), si en cambio preferimos algo menos de abertura para tener montura con seguimiento, es mejor comprar un newton 150/750 en una EQ 3-2 (300-400€ también)
  • Catadióptricos: No se que quiero ver, un poco de todo. Eso sí no rendirá al 100% en ambos aspectos, pero será luminoso para ver cielo profundo, y con una focal buena para planetaria y dobles. Aquí recomendaría un telescopio tipo Meade de la serie ETX que son Maksutov y algo caros (1000 € aprox.) que es un telescopio protable o algo más grande si podemos con ello, pero no excesivamente como el el Celestron C6 (1000 € aprox. también)

En cuanto a las monturas, hay diversos tipos, la dobson es de madera y está en el suelo, muy sencilla se mueve el telescopio arriba y abajo y a izquierda/derecha. Es un tipo especial de montura altazimutal que normalmente en otros modelos va en en un trípode y es la que tiene estos dos ejes de movimiento.

La montura ecuatorial tiene un eje más que hace que pueda orientarse paralelamente al eje de la tierra, con lo que nos permite seguir a los objetos en el cielo. En principio con las recomendaciones que he hecho la montura que viene de serie con el telescopio basta. Algunas llevan un sistema informático para alinear y buscar objetos, el GOTO como los ETX o los Celestron Cassegrain, lo que las hace más cómoda, y, dependiendo de como te orientes, una ventaja (si no eres capaz de encontrar cosas).

Estas son mis recomendaciones, no obstante, como ya he dicho, lo mejor es consultar a otros aficionados y salir a quedadas para probar material. Si estaís pensando en un telescopio para un niño, posiblemente me iría a un ETX-70 o un Skylux que venden en una famosa cadena de tiendas alemana o modelos similares.

En el astrowiki tenemos una lista también de tiendas de astronomía que conocemos, por si las necesitas:

Y si tienes un telescopio o vas a tenerlo por navidades, el 10 de Enero en Madrid, en la Plaza Mayor por la tarde, vamos a hacer una concentración de telescopios para inaugurar el IYA, no vamos a observar pero tienes una excusa para acercarte a ver más telescopios o a preguntar.
Más información: PDF concentración telescopios

Nota: normalmente con los telescopios al comprarlos vienen filtros solar y lunar coimpletamente inútiles. NO USES BAJO NINGÚN CONCEPTO EL FILTRO SOLAR es muy peligroso porque suelen ser de los que se roscan en el ocular y con la potencia de la radiación solar el cristal que llevan suele hacer “crack” y dejarnos ciegos (a un compañero de foro se le rompió y suerte que no estaba observando). No mires al Sol directamente, ni a través de dispositivos ópticos, los filtros como disquetes, máscaras de soldar y símiles no son seguros para la observación solar porque no filtran infrarrojos o ultravioleta, etc… lo más seguro es ir a una tienda y pedir una lámina de filtro solar (como las baader o filtros de polímero negro). Esto nos dejará observar las manchas, para ver detalles superficiales es necesario un filtro h-alfa que es mucho más caro.

Publicado bajo la categoría Astronomía en Internet, Experiencias de Observación, General, Instrumentación, Libros
Etiquetas: , , , , , , , ,

14 commentarios a “Y aquí… ¿por dónde se mira? (Consejos para neófitos)”

  1. Salud!!!!

    Enhorabuena por la iniciativa, espero no ser el único visitante habitual, aunque sí el primero en escribir.

    Tan solo indicar que los enlaces del artículo, en su mayoría no funcionan correctamente, es cosa simple supongo, pero desluce ligeramente, si se toma con interés el asunto de seguir esta página como adecuada para un novato como mi persona, cuanto mejor funcione el asunto de los enlaces mejor que mejor.

    Que sea en buena hora esta vuestra iniciativa estelar, no estais solitos.

  2. Pues si el servidor del astrowiki está caido, el resto de enlaces me funcionan. Avisaré a los compañeros de Asaaf a ver si se restablece. Bienvenido y gracias por comentar,si tienes algo que preguntar no te cortes ;).
    Saludos

  3. Tengo decidido usaros como “cursillo” inciático con caracter de full time, a diario.

    Tiempo ha que esperaba el arranque de este lugar, pero nadie me dijo que habrías de nacer con el año, agradable sorpresa que no desaprovecharé mientras pueda aquí, y cuando el ambiente se caldée, usando vuestros telescopios en cada posible ocasión de salir a observar al campo, la oportunidad que me produce la IYA 2009 y gente como vosotros, no será desaprovechada.

    Si manteneis el formato de un lenguaje comprensible, cercano y real como el de un amigo que te explica las cosas que deseas saber, preguntas pocas, y si alguna brota, por seguro tengas que se hará, este año para vosotros significa exponer, para mi persona digerir, y si algo no es masticable, pediré un puré más digerible.

    Saludos

  4. Ya deberían de estar arriba todos los enlaces.

  5. Si ya funcionan, gracias Álex. Además he colgado el enlace al PDFde la información de la concentración de telesocpios en Madrid.

  6. Enhorabuena por la iniciativa. Me he permitido el lujo de enlazaros desde el blog Observatorio Off Topic.

    Un saludo y suerte.

  7. Muchas gracias por el enlace, en cuayo esté lista la página final de IYA estaremos ahí. Un blog muy interesant el tuyo por cierto. Saludos!

  8. Estimados compañeros:
    Es una gran alegría que otros se dispongan a trabajar para los demás, sin pedir nada a cambio, y, con la disposición firme de realizar el esfuerzo que la empresa requiere para que, finalmente, se consigan los objetivos.

    Por mi parte, os digo de corazón que, así lo, deseo.

    Conozco de la ilusión que una enmpresa de este tipo conlleva para todos sus participantes, y, desde luego, se necesitan apoyos exteriores, de personas que comprendan vuestra iniciativa y la valore. ¡Dar algo a cambio de nada!

    Bueno, a cambio de nada no, se reciben satisfacciones inesperadas cuando se comprueba que, el esfuerzo realizado día a día, finalmente tiene su recompemsa, y, sin lugar a ninguna duda, esta os llegará.

    Como otros compañeros que antes han pasado por aquí, de vez en cuando me dejaré caer a husmear lo que se cuece y, si puedo, y, estoy capacitado para ello, os dejaré mi parecer sobre el tema tratado.

    Un abrazo y sobre todo ¡Mucha Suerte!

    Así os lo desea vuestro amigo, emilio silvera.

  9. Muchas gracias por el apoyo, estoy seguro de que como yo los compañeros que vana venir a escribir el resto del mes están igual de agradecidos. Mañana creo que hay nueva entrada.

  10. El Año Internacional de la Astronomía, se ha impuesto, entre sus muchos objetivos, el de llevar el Universo a todos. Explicar lo que es y lo que en él ocurre. Generalmente, la gente sencilla no sabe, en realidad, como se forman y nacen las estrellas, como viven y al final de sus “vidas” que es lo que ocurre, en que se transforman y que ocurre con su material.

    Si preguntamos por el significado del Big Bang, la expansión del universo, cómo nacen y mueren las estrellas, qué es una singularidad, a qué se refiere la libertad asintótica de los quarks, qué son los nucleones, qué significan las constantes universales, qué es la mecánica quántica, el modelo estándar, la relatividad general, el significado de E = mc2, el principio de incertidumbre, la función de onda de Schrödinger, la exclusión de Pauli, el cuanto de acción, h, o el límite, la energía o tiempo de Planck…, cualquiera de estas cuestiones, todas tan importantes, serán desconocidas para el 99’99% de los encuestados. ¡Una auténtica calamidad!

    Esa es la penosa realidad en la que estamos inmersos. Esas personas desconocedoras de las preguntas de antes sí podrían contestar, en cambio, cualquier tema que se les plantee sobre una famosa cantante de la copla y de lo que hizo o dejó de hacer el novio vago de aquella famosilla por enseñar el culo y, en verdad, necesitamos políticos honrados para poder cambiar todo esto.

    Lo cierto es que para las estrellas supermasivas, cuando llegan al final de su ciclo y dejan de brillar por agotamiento de su combustible nuclear, en ese preciso instante, el tiempo se agota para ella. Cuando una estrella pierde el equilibrio existente entre la energía termonuclear (que tiende a expandir la estrella) y la fuerza de gravedad (que tiende a comprimirla), al quedar sin oposición esta última, la estrella supermasiva se contrae aplastada bajo su propia masa. Queda comprimida hasta tal nivel que llega un momento que desaparece, para convertirse en un agujero negro, una singularidad, donde dejan de existir el “tiempo” y el espacio. A su alrededor nace un horizonte de sucesos, que si se traspasa se es engullido por la enorme gravedad del agujero negro.

    El tiempo, de esta manera, deja de existir en estas regiones del universo que conocemos como singularidad. El mismo Big Bang surgió de una singularidad de energía y densidad infinitas que, al explotar, se expandió y creó el tiempo, el espacio y la materia.

    Como contraposición a estas enormes densidades de las enanas blancas, estrellas de neutrones y agujeros negros, existen regiones del espacio que contienen menos galaxias que el promedio o incluso ninguna galaxia; a estas regiones las conocemos como vacío cósmico. Han sido detectados vacíos con menos de una décima de la densidad promedio del universo en escalas de hasta 200 millones de años luz en exploraciones a gran escala. Estas regiones son a menudo esféricas.

    El primer gran vacío en ser detectado fue el de Boötes en 1.981; tiene un radio de unos 180 millones de años luz y su centro se encuentra aproximadamente a 500 millones de años luz de la Vía Láctea. La existencia de grandes vacíos no es sorprendente, dada la existencia de cúmulos de galaxias y supercúmulos a escalas muy grandes.

    Mientras que en estas regiones la materia es muy escasa, en una sola estrella de neutrones, si pudiéramos retirar 1 cm3 de su masa, obtendríamos una cantidad de materia increíble. Su densidad es de 1017 Kg/m3; los electrones y los protones están tan juntos que se combinan y forman neutrones que se degeneran haciendo estable la estrella de ese nombre que, después del agujero negro, es el objeto estelar más denso del universo.

    Es interesante ver cómo a través de las matemáticas y la geometría, han sabido los humanos encontrar la forma de medir el mundo y encontrar las formas del universo. Pasando por Arquímedes, Pitágoras, Newton, Gauss o Riemann (entre otros), siempre hemos tratado de buscar las respuestas de las cosas por medio de las matemáticas.

    La respuesta tan esperada en astronomía es el que alguien responda a la pregunta siguiente: ¿Qué es y donde está la energía y la materia oscura?

    Sí, sabemos que su presencia puede ser inferida por sus efectos sobre los movimientos de las estrellas y galaxias, aunque no puede ser observada directamente debido a que emite poca o ninguna radiación. Se piensa que algo más del 90% de la masa del universo se encuentra en alguna forma de materia oscura.

    Existen evidencias de materia oscura en las galaxias espirales en sus curvas de rotación. La existencia de materia oscura en los cúmulos ricos de galaxias puede ser deducida por el movimiento de las galaxias constituyentes. Una parte de esta materia oscura puede encontrarse en forma de estrellas poco masivas u objetos con masa del orden de la de Júpiter; dicha materia normal se describe como bariónica (los bariones son los protones, neutrones y otras partículas formadoras de materia que podemos ver).

    Por otra parte, también puede existir materia oscura en el espacio entre galaxias, ese espacio que llamamos vacío y que en realidad está abarrotado de partículas virtuales que aparecen sin saber de dónde y en manos de una millonésima de segundo desaparece sin que sepamos a dónde, y que podría hacer aumentar la densidad media del universo hasta la densidad crítica requerida para invertir la expansión actual.

    Si la teoría del Big Bang es correcta, como parece que lo es, debe de existir una gran proporción de materia oscura en forma no bariónica (que no podemos ver), quizás axiones, fotinos o neutrinos masivos, supervivientes de las etapas tempranas del Big Bang y, ¿por qué no?, también podríamos suponer que la materia oscura que tanto nos preocupa pudiera estar encerrada dentro de las singularidades de tantos y tantos agujeros negros que se han debido formar a lo largo de los 13.500 millones de años que es la edad del universo.

    Los agujeros negros, cuya existencia se dedujo por Schwarzschild en 1.916 a partir de las ecuaciones de campo de Einstein de la relatividad general, son objetos supermasivos, invisibles a nuestra vista (de ahí su nombre) del que no escapa ni la luz; tal es la fuerza gravitatoria que generan que incluso engullen la materia de sus vecinas, objetos estelares como estrellas que osan traspasar el cinturón de seguridad que llamamos horizonte de sucesos.

    Pues bien, si en el universo existen innumerables agujeros negros, por qué no creer que sean uno de los candidatos más firmes para que sea la buscada “materia oscura”.

    Para mí particularmente, sin descartar absolutamente nada de lo anterior (cualquier teoría podría ser la cierta), la denominada materia oscura está situada en la quinta dimensión, y nos llegan sus efectos a través de fluctuaciones del “vacío”, que de alguna manera deja pasar a los gravitones que transportan la fuerza gravitacional que emite dicha materia y sus efectos se dejan sentir en nuestro universo, haciendo que las galaxias se alejen las unas de las otras a mayor velocidad de la que tendrían si el universo estuviera poblado sólo de la materia bariónica que nos rodea.

    Claro que mi pensamiento es eso, una teoría más de las muchas que circulan. A veces me sorprendo al escuchar como algunos astrofísicos de reconocido nombre, sin pudor alguno, dogmatizan hablando de estas cuestiones sobre las que no tienen la menor certeza.

    De todas las maneras, incluso la denominación dada: “materia oscura”, delata nuestra ignorancia.

    Mientras tanto, dejamos que el “tiempo” transcurra y como en todo lo demás, finalmente, alguien nos dará la respuesta.

    Para que tengamos todas las respuestas que necesitamos para viajar a las estrellas, tener energía infinita obtenida de agujeros negros, lograr el traslado de materia viva a lugares distantes, dominar toda una galaxia, etc, tendrán que transcurrir algunos eones* de tiempo.

    Hace menos de un siglo no existían televisores, teléfonos móviles, faxes, ni aceleradores de partículas. En los últimos cien años hemos avanzado de una manera que sería el asombro de nuestros antepasados.

    ¿Qué maravillas tendremos dentro de cincuenta años? ¿Qué adelantos científicos se habrán alcanzado?

    Dejando a un lado, a los primeros descubridores, como Ptolomeo, Copérnico, Galileo, Kepler y otros muchos de tiempos pasados, tenemos que atender a lo siguiente:

    La primera revolución de la física se produjo en 1.905, cuando Albert Einstein con su relatividad especial nos ayudo en nuestra comprensión de las leyes que gobiernan el universo. Esa primera revolución nos fue dada en dos pasos: 1905 la teoría de la relatividad especial y en 1.915, diez años después, la teoría de la relatividad general. Al final de su trabajo relativista, Einstein concluyó que el espacio y el tiempo están distorsionados por la materia y la energía, y que esta distorsión es la responsable de la gravedad que nos mantiene en la superficie de la Tierra, la misma que mantiene unidos los planetas del Sistema Solar girando alrededor del Sol y también la que hace posible la existencia de las galaxias.
    Nos dio un conjunto de ecuaciones a partir de los cuales se puede deducir la distorsión del tiempo y del espacio alrededor de objetos cósmicos que pueblan el universo y que crean esta distorsión en función de su masa. Se han cumplido 100 años desde entonces y miles de físicos han tratado de extraer las predicciones encerradas en las ecuaciones de Einstein (sin olvidar a Riemann) sobre la distorsión del espaciotiempo.

    Un agujero negro es lo definitivo en distorsión espaciotemporal, según las ecuaciones de Einstein: está hecho única y exclusivamente a partir de dicha distorsión. Su enorme distorsión está causada por una inmensa cantidad de energía compactada: energía que reside no en la materia, sino en la propia distorsión. La distorsión genera más distorsión sin la ayuda de la materia. Esta es la esencia del agujero negro.

    Si tuviéramos un agujero negro del tamaño de la calabaza más grande del mundo, de unos 10 metros de circunferencia, entonces conociendo las leyes de la geometría de Euclides se podría esperar que su diámetro fuera de 10 m / π = 3’14159…, o aproximadamente 3 metros. Pero el diámetro del agujero es mucho mayor que 3 metros, quizá algo más próximo a 300 metros. ¿Cómo puede ser esto? Muy simple: las leyes de Euclides fallan en espacios muy distorsionados.

    Las maravillas del Universo que nunca dejaran de asombrarnos.

  11. Emilio, ¿que tiene que ver esto con el tema del post?

  12. Perdón si no es el sitio adecuado, pero a lo mejor el propietario del Blog o alguno de sus lectores es tan amable de resolver una duda que tengo.

    De un tiempo a esta parte vengo observando un objeto con un brillo que me parece excesivo. Lo más lógico es pensar que pueda ser algún planeta, pero su gran luminosidad me ha llevado a pensar en la posibilidad de que fuera una supernova.

    El objeto en cuestión se puede localizar en dirección Oeste, a unos 50º sobre el horizonte a eso de las 8 de la noche, visto desde España, claro.

    Disculpas de nuevo por dar los datos de una forma tan basta pero como es evidente no soy un experto en la materia aunque sí aficionado ocasional.

    Gracias por vuestra atención.

  13. Es Venus. Estos días lo veras cerca de la Luna.

  14. Gracias por la respuesta, aunque he de decir que me ha desilusionado un poco 🙂

    Lo que me extraña es ver a Venus tan alto en el horizonte. Quizás es la causa del brillo aparente anormal, sobre todo teniendo en cuenta que yo vivo a orillas del Cantábrico con lo que en la posición habitual de este planeta con poca elevación sobre el horizonte hace que se vea menos brillante, supongo.

    En cualquier caso, y auto-disculpas a parte, se agradece la respuesta aunque no habria estado mal ver la segunda supernova desde la Edad Media, si no me fallan los datos.

    Un saludo.

Deja un comentario

Arriba | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS)