Acercaremos el cosmos a los ojos de millones de personas

Astrobloguers

Blog de los aficionados a la Astronomía

Volvemos a estar en línea

Estos días he estado trabajando en el backstage de este blog para permitir que antiguos enlaces que apuntaban a www.fisimur.org/astroblog vuelvan a funcionar. Entre estos enlaces se incluye a los seguidores de este blog a través de RSS. Pido disculpas de antemano por la más que segura intrusión de otro proyecto (uncachodeciencia) durante dos años cuando se intentaba acceder al contenido de este blog desde estos lectores.

No sé cuanto tardará en actualizarse la información que da acceso a estos elementos.

Estos días espero generar un poco más de actividad. Si quieres participar simplemente escribe un comentario, un mensaje en nuestra web de facebook, una mención a @astrobloguers o envíanos un mensaje a astrobloguers arroba gmail punto com.

Buenos cielos para todos.

Publicado bajo la categoría blog

Día Mundial del Medio Ambiente

Hoy es el día Mundial del Medio Ambiente. Realmente es una casualidad que me toque a mi escribir en este día. Según la Wikipedia este día se estableció en 1972 por las Naciones Unidas. La definición de Medio Ambiente que se puede leer da cuenta de por qué hablar de ella en un blog dedicado a la astronomía:

Se entiende por medio ambiente todo lo que afecta a un ser vivo y condiciona especialmente las circunstancias de vida de las personas o la sociedad en su vida. Comprende el conjunto de valores naturales, sociales y culturales existentes en un lugar y un momento determinado, que influyen en la vida del ser humano y en las generaciones venideras. Es decir, no se trata sólo del espacio en el que se desarrolla la vida sino que también abarca seres vivos, objetos, agua, suelo, aire y las relaciones entre ellos, así como elementos tan intangibles como la cultura.

Mucha gente en el mundo está trabajando por hacer posible que las futuras generaciones puedan visionar un cielo como el que vieron ellos al menos. Se trabaja por un cielo mucho mejor ya que el cielo que nos ha tocado ver a los que estamos ya en la treintena es un cielo muy pobre. Muy poca gente ha logrado ver la vía láctea. La que la ha visto en alguna ocasión ni siquiera sabe que se trata de la vía lactea. El cielo nocturno y sus misterios siempre han inquietado a la raza humana.

Desde siempre las personas a las que nos gusta la astronomía nos hemos sentido fascinados por la naturaleza ya que el cielo forma parte de nuestro entorno e incluso ha modelado en parte a nuestro planeta. Y sobre todo por que no hay que olvidar que todos los átomos de los que estamos hechos han surgido en miles de estrellas que son las únicas capaces de crear atomos tan complejos como los que nos permiten estar aquí.

Un tributo a la unión entre astronomía y naturaleza lo podemos encontrar en “The mountain” una producción de TSO photography:

Publicado bajo la categoría General

VO: Investigación y didáctica de la astronomía en la era de la WWW (II)

German Peris Luque

Vimos anteriormente cual era la misión del observatorio virtual y someramente cuales eran los estándares establecidos para poder poner a disposición de la comunidad astronómica internacional los cada vez más numerosos archivos astronómicos existentes en el mundo; desde viejas placas de vidrio tomadas hace decenas de años hasta las más recientes observaciones multirango con telescopios como el GTC; el más grande del mundo situado en la isla de la Palma.

Una vez establecidos unos estándares para dar formato a los archivos astronómicos que deben de recoger todos los organismos que quieran ofrecer sus datos a VO, se desarrollan unas aplicaciones que entienden de esos estándares y que nos permiten acceder a diferentes archivos establecidos en diferentes partes del mundo, interpretarlos e interconectarlos, de forma que se nos devuelva una información útil susceptible de ser interpretada y hacer ciencia….o docencia.

 

Aunque las aplicaciones son ya muy variadas, vamos a ver algunas de las más usadas y nos centraremos en una de ellas, muy popular en los últimos años, utilizada no sólo por astrónomos profesionales y aficionados de todo el mundo, si no también por profesores de astronomía como recurso didáctico.

La primera que deseo mencionar es TOPCAT ( Tool  for  operations  on  catalogues and  tables);  es  una   herramienta desarrollada por Astrogrid (la iniciativa VO del Reino Unido), para manejo de datos en forma tabular en muy diversos formatos (incluyendo lógicamente FITS y VOTable). Imagen de la izquierda.

  

 

 

 

La segunda es VOSPEC; Herramienta desarrollada por el grupo  VO de la Agencia Espacial Europea (ESA), se encuentra orientada a la visualización y análisis de espectros y distribuciones espectrales de energía. Imagen de la izquierda.

 

 

 

La tercera es ALADIN, y a la que antes me hacia referencia. Sin duda un referente entre las aplicaciones del VO; Aladin es un atlas interactivo del cielo desarrollado por el grupo VO del Centro de   Datos   de   Estrasburgo   (CDS)   que   permite   visualizar   y  analizar   imágenes astronómicas así como superponer  catálogos y tablas.

 

 

 

Existen muchas más;

Representación de datos: VOPLOT (VOIndia), TOPCAT , STILTS (AstroGrid)

Imágenes & Catálogos:   ALADIN (AVO)

Espectros: VOSpec (ESA), SPLAT (Starlink), SPECview (STScI)

Discovery: VOSED (SVO), Datascope (NVO)

Cross-matching: OpenSkyQuery, Wesix (NVO),

Teoría: VisiVO (INAF)

Interoperabilidad entre aplicaciones: PLASTIC (EuroVO)

Entornos VO: AstroGrid

Web Services: CDS, NVO…

Librerías VO: PHP, PYTHON (NVO)

EDUCACIONAL: http://www.virtualobservatory.org/students/

Veamos un ejemplo de utilización de la herramienta Aladin.

 En primer lugar podemos descargarnos la aplicación o ejecutarla on-line. Es necesario tener instalado Java en el equipo y la opción que aconsejo es la descarga; un único archivo de muy pocos megas. Es uno de los portales del VO que pronto nos va a sorprender.

La última versión (versión 7) ya está disponible en castellano y ofrece mejoras en el tratamiento de los surveys entre otros.

Naturalmente necesitamos una conexión a Internet, pues nosotros le vamos a hacer peticiones a la aplicación de búsqueda de catálogos o imágenes, que la aplicación se encargará de buscar en los diferentes centros asociados al VO en todo el mundo que devuelven información en el formato entendible por la aplicación.

Pinchemos en “cargar” y seleccionemos “servidor de imágenes”. Allí le pondremos el nombre del objeto del que queremos que se nos devuelva información y el “cono” o “apertura” de búsqueda, es decir, la resolución o detalle abarcado. Seleccionemos M16 y dejemos el cono de búsqueda con el valor por defecto.

Si pinchamos “enviar” se nos devolverá en pocos segundos un índice de todas las imágenes disponibles. Seleccionemos por ejemplo “serc sr-mama de 11.5’x11.5’” y pinchamos en “enviar”.

 Ver imagen Aladin1

 La imagen nos la cargara en un plano o capa que podremos visualizar o no a nuestra voluntad. Se nos muestra el progreso de la descarga mientras dura la misma.

A continuación queremos superponer un catalogo desde por ejemplo Simbad, así que le pedimos que nos devuelva, de los diferentes “surveys” del cielo, la información de estrellas desde Simbad (manteniendo M16 y un cono de búsqueda de 14’ para que no nos cargue estrellas mucho más allá de la nebulosa).

 

El catalogo de estrellas se nos cargará en un nuevo plano, en el cual (pinchando con el botón derecho del ratón sobre el mismo), podremos establecer propiedades básicas, tanto de representación como por ejemplo de filtrado (aplicar un filtrado o cualquier operación al catálogo o a la imagen, nos creará un nuevo plano en Simbad).

 Después podemos seleccionar los catálogos del óptico de “All Vizier”. Quedémonos sólo con los V15 y VII/118. Aquí también podríamos especificar un catalogo por nombre, por ejemplo el famoso GSC2.2.

 Estando seleccionada la capa de la imagen cargada, podemos pinchar en el botón de “pixel” y realizar ajustes básicos en la presentación de la imagen. Fijémonos que la imagen esta calibrada astrométricamente, pues el catalogo de estrellas se superpone a la perfección con la imagen, lo cual es totalmente lógico y lo contrario no tendría sentido.

 También podemos crear una nueva capa de cruce entre los catálogos cargados pinchando en el botón de “cruce”.

Fijémonos que si pinchamos sobre la representación de una estrella (por defecto círculos azules, aunque como dijimos esto se puede cambiar a nuestra voluntad), bajo se nos devuelve una información completa sobre el objeto y un link a la base de datos que nos proporciona esa (y más) información del objeto, en una nueva ventana de nuestro navegador. Ya podemos empezar a entrever la potencia de Aladin, en el manejo de información perfectamente formateada.

Podemos, por ejemplo, buscar más detalles en imágenes de mucha más resolución que por ejemplo hubiera captado el telescopio espacial Hubble de esa zona (glóbulos de Bok en la nebulosa, proto-estrellas, etc).

 Para ello nos vamos a la opción “Missions” y ponemos en el campo “Mission” LogHST, ahora se nos devolverá la información disponible en una nueva capa, de aquellas zonas de las que existe imagen.

Podemos pinchar sobre alguna de las imágenes para verla con detalle.

 Naturalmente podemos operar la imagen que queramos del HST como cualquier otra imagen, estableciendo contornos, realizando mediciones de distancia con las herramientas de Aladin, etc.

 

 

 

 

 

 

 

 

Ahora estamos ya familiarizados con el funcionamiento básico de Aladin, podemos ir “jugando” un poco y comprobando con asombro la cantidad de información astronómica que está a nuestra disposición.

Próximamente veremos un ejemplo muy sencillo y didáctico, pero ahora hablemos de ciencia. Gracias a los recursos del VO no sólo es posible utilizar el VO como apoyo a investigaciones científicas, si no que es posible hacer ciencia directa, como si estuviéramos recogiendo datos directamente de un observatorio, pero en esta caso con CERO horas de observación; las observaciones están realizadas, sólo tenemos que establecer que criterios necesitamos para nuestra investigación y bucear en el VO.

 ¿Qué ciencia podemos decir que se ha hecho directamente con el VO?. Bueno, sin irnos más allá de nuestras fronteras por ejemplo la búsqueda de enanas marrones aplicando criterios de color. (Enrique Solano, LAEFF/SVO y Eduardo Martín, IAC/SVO).Con cero horas de observación en telescopios (y esto es lo que me sorprende más que los propios descubrimientos) se han encontrado 10 a la 8 candidatos a enanas marrones.

 Próximamente seguimos con más del VO, si el cielo no cae sobre nuestras cabezas.

Publicado bajo la categoría Astronomía en Internet, blog, Educación Secundaria, Educación Universitaria, General, Investigación Amateur

VO: Investigación y didáctica de la astronomía en la era de la WWW (I)

VO: Investigación y didáctica de la astronomía en la era de la WWW (I)

 

German Peris Luque

 Introducción

 Cada época de la historia ha venido marcada por unos determinados avances en nuestra comprensión del universo. Si han existido épocas en las que los cambios han sido muy lentos y sutiles, en otras por el contrario han sido espectaculares, y en algunas, como en la que estamos viviendo entrado el siglo XXI, podríamos tachar de vertiginosos.

El avance en el conocimiento del universo ha ido parejo tradicionalmente de la cantidad de datos que disponíamos de él. A mayor número de datos, tanto más podíamos aventurarnos en refutar teorías que explicaran el universo.

Sin embargo, actualmente parece que vivimos en una época en la que esa relación aparentemente simple, no se cumple. Por primera vez en la historia de la humanidad, la cantidad de datos disponibles del universo, gracias a los telescopios en tierra y a los telescopios en el espacio, cubriendo lo que se ha venido a llamar la astronomía multi rango, es tan basta, que el crecimiento de datos no va en paralelo con el avance en el conocimiento del universo.

El proyecto del Observatorio Virtual (al que me refiero en adelante por sus siglas en ingles, VO) intenta precisamente suplir el problema actual del “exceso” de datos científicos (resultados de los diferentes surveys en el pasado, presente o futuro), su interoperatividad  y la búsqueda de resultados científicos a partir de ellos, mediante  lo que se conoce como minería de datos.

 Atlas y catálogos astronómicos (un poco de historia).

Podemos situar en el siglo II antes de Cristo el primer catalogo de estrellas recopilado por Hiparco. Recogía la posición y magnitud aparente (era un concepto que se definía por primera vez) de unas 1.000 estrellas. Su popularización se vio retrasada 4 siglos,y dado a conocer de la mano de Tolomeo. El error en este catalogo de estrellas, recopilado sin medios ópticos, venía a tener una media de unos 20 minutos de arco.

  Hubo que esperar al siglo XVI a que Tycho recopilará un catalogo (aún sin medios ópticos) que rozaba la perfección de lo que se podía hacer a simple vista; 1 minuto de arco de error. Gracias a esta precisión, Kepler pudo descubrir y formular las leyes del movimiento planetario en lo que podríamos considerar la primera minería de datos (explotación) de un archivo astronómico.

Con la aparición del telescopio, y en concreto con los círculos meridianos, aumentó el número de estrellas que era posible catalogar y sobre todo la precisión de la que disponíamos que dependía principalmente del instrumento óptico empleado. Podríamos citar el catalogo de Flamsteed (3.310 estrellas) o, ya en el siglo XIX el último gran catalogo de la era pre-fotográfica; el Bonner Durchmusterung (BD para los amigos), de las manos (ojos más bien) del astrónomo prusiano  Argelander, que recogía nada menos que unas 320.000 estrellas de hasta la magnitud 9,5 con una precisión inferior a los 10 segundos de arco.

 Con la aparición de la fotografía y su rápida aplicación a la astronomía, el panorama en atlas y catálogos del cielo cambió radicalmente. El registro que permite la fotografía aumenta drásticamente el número de objetos detectables, pero sobre todo permite la objetividad en las mediciones y poder compartirlas entre astrónomos del mismo centro con mayor facilidad y menor pérdida de datos (errores).

 

Aunque algunos proyectos iniciales (Cartes du Ciel, 1887) pretendían implicar diferentes observatorios a nivel mundial en un cartografiado completo del cielo, lo cierto es que el primer trabajo destacable vino de la mano el Monte Palomar (EEUU) con su Palomar Observatory Sky Survey (POSS); 935 placas realizadas entre 1950 y 1957 con la famosa cámara Schmidt de 48 pulgadas, y que cubrían un campo de 6º de latitudes celestes entre -33º y +90º.

 

Algunos atlas fotográficos (como la propia revisión del POSS, con el POSSII, cuarenta años después) se hicieron famosos entre los observatorios profesionales, así como las compilaciones de catálogos como el de Yale (BS/HR) o el de H. Draper (HD), teniendo este ultimo 272.000 objetos.

 Se calcula que los diferentes observatorios distribuidos por todo el mundo generaron para sus diferentes campos de estudio un total de unos 3 millones de placas, muchas de las cuales terminarían en sótanos polvorientos una vez utilizadas y más aún  con la interrupción de los detectores de estado sólido CCD.

Placas sin embargo que contienen información aún útil para ciertos campos, y que deberían ser “rescatadas” y digitalizadas.

 De entre los catálogos modernos con más renombre seguro que nos suena el GSC (15 millones de estrellas), concebido en la era de la informática y la eclosión de la astronomía espacial para el apuntado del famoso telescopio espacial Hubble (HST).

 La proliferación de misiones espaciales para escrutar el cielo en diferentes bandas espectrales, diferentes surveys en tierra para cubrir todo el cielo en las bandas de visible e infrarrojo adecuadas para fotometría, astrometría y espectroscopía, en la era de la información e Internet, ha permitido generar catálogos e imágenes (a los que nos referiremos como archivos astronómicos en general) de millones y millones de objetos en diferentes rangos espectrales.

 

 

  Los actuales detectores CCD, de alta eficiencia, devuelven cada vez imágenes con más resolución y objetos más débiles con menor esfuerzo en el proceso de detección, que genera problemas, primero para la descarga o movimiento de esa información (incluyendo el almacenamiento) y después para su correspondiente análisis o reducción de datos. Para esta finalidad, y de forma clásica, cada misión espacial, o cada observatorio en tierra, ha generado su propio software, encontrándonos un panorama de grandes volúmenes de información inconexa y con unas formas muy diferentes de trabajar los datos.

El primer “archivo” astronómico a disposición de la comunidad astronomita internacional fue el archivo INES, que devolvía información de los 235.000 espectros en el UV captados por el telescopio espacial IUE (Esa, 1978).

VIZIER, fue el primer “servicio” puesto en marcha por el Centro de Datos de Strasburgo (CDS) que proporciona acceso a unos 8000 catálogos diferentes, y que puso en evidencia la necesidad de homogeneizar los diferentes archivos astronómicos distribuidos por todo el mundo; así Vizier nos devolvía 144 nombres diferentes para referirse a la magnitud V del sistema fotométrico Johnson.

 Introducción al VO

El Observatorio Virtual (VO) es una iniciativa internacional, iniciada en el año 2.000, cuyo objetivo es solucionar los problemas de falta de homogeneidad en los diferentes archivos astronómicos existentes y el problema de la ineficiente gestión de grandísimos volúmenes de datos para su explotación científica. Es un proyecto en desarrollo y mejora que ha implicado a organismos de prestigio internacional.

El VO definirá una semántica, un protocolo de acceso, un formato y un modelo de datos común, para poner a disposición de toda la comunidad científica todos los datos disponibles de los diferentes archivos astronómicos distribuidos por todo el mundo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En junio de 2002 se fundó la alianza del observatorio virtual internacional (IVOA) que contiene actualmente la iniciativa común de unos 20 países que busca consolidar una plataforma común de acceso a datos astronómicos, entre ellas ese encuentra la desarrollada por SVO, de nuestro país, gestionado por el Centro de Datos de Astrobiología (CAB, CSIC).

Las posibilidades que ofrece el VO son impactantes cuanto menos, y sólo cuando manipulamos algunas de las diferentes herramientas desarrolladas por el VO (Topcat, Aladin, VOspec, VOsed,VOplot,…) comprendemos esta caracterización. Por ejemplo, es posible hacer ciencia con 0 horas de uso de telescopios, sencillamente empleando la minería de datos para los peta bytes de información repartida alrededor de todo el mundo y accesible de una forma sencilla, rápida y efectiva.

El VO es un proyecto desarrollado por científicos para científicos, y permite por primera vez en la historia un acceso a una información científica dispersa, de una forma casi increíblemente interconexa, enlazando  a múltiples archivos astronómicos de los mismos objetos, tomados desde diferentes proyectos y en muy diferentes épocas.

Como primera aproximación, nos valdrá decir que el VO es a la astronomía moderna como el buscador de Internet Google es a la búsqueda de información de Internet, pero con el plus añadido que la información devuelta se nos muestra de forma sencilla según nuestros criterios y nos permite bucear hasta hacer ciencia.

Destacar la importancia del VO, así el GTC, actualmente el telescopio más potente del mundo, ubicado en el Roque de los Muchachos (La Palma), ya devuelve los datos en el formato establecido por el VO.

Veremos en la siguiente entrada algunas aplicaciones del VO y la potencialidad didáctica que también ofrece para estudiantes de astronomía o astrofísica.

Publicado bajo la categoría Astronomía en Internet, Educación Secundaria, Educación Universitaria, General, Investigación Amateur

Mes global de la astronomía

Como recuerdo de lo que pasó en 2009. Este mes, abril, se desarrolla una actividad a nivel internacional en torno a la astronomía para no dejar apagar la llama de una afición que engancha desde el primer momento.

Ese primer momento en que alguien más grande que tu se baja a tu altura y con una mano señala al inmenso cielo oscuro. Escuchas historias sobre una Osa y cómo ésta permitía que los marineros no perdieran el rumbo en medio de la inmensidad del mar.

Un buen día esa misma persona se aleja 200 metros de una zona urbana en medio de la nada y se descubre ante ti lo que da sentido a la palabra vía láctea. Yo de pequeño pensaba que para ver eso serian necesarios instrumentos especiales. Nuestro ojo es ese instrumento. Y es verdaderamente especial. La primera vez que vi la vía Láctea ya conocía un poco el cielo y un escalofrío recorrió todo mi cuerpo. Me sentí bastante intranquilo y pequeño ante ese espectáculo.

Este mes es para recordar y hacer vivir esos momentos a la gente que nos rodea. Para acercar de otras maneras la astronomía.

Aprovechad las actividades que se generen cerca de vuestra casa.

El mes global de la astronomía es una iniciativa de Astrónomos sin fronteras.

Publicado bajo la categoría Astronomía en la vida cotidiana, Experiencias de Observación

Un observatorio astronómico para Galicia

Germán Peris Luque.

Observatorio Astronómico de Forcarei (OAF)

 Imagen superior; el observatorio del OAF durante una noche de invierno
 
 Hace cinco  años y por iniciativa de la Asociación Astronómica de Rias Baixas, nacía un proyecto de construcción de un observatorio astronómico semiprofesional en tierras gallegas. Por aquel entonces el observatorio de mayor abertura en Galicia era el de la Universidad de Santiago, con 60 cm de diámetro, pero por desgracia ubicado en el entorno urbano de la preciosa ciudad de Santiago. Sin duda una ubicación buena para la divulgación y para la formación de futuros astrofísicos, pero con limitaciones para la investigación en muchos campos de la astronomía observacional por la proliferación de las luces urbanas.

Después de estudios detallados sobre una ubicación adecuada en los que se debía barajar variables muy diferentes, como prospecciones de la calidad de cielo, lejanía de parques eólicos, accesos, etc…se decidió su ubicación en la localidad de Forcarei (Pontevedra), gracias no sólo a la buena calidad del cielo y su comuncación, si no a la completa colaboración y facilidades mostradas en todo momento por el Concello y su alcalde David Raposeiras. La imagen de la izquierda es el momento de su inauguración el 13 de marzo de 2009.

 

Gracias a diferentes colaboraciones de entidades públicas; Concello de Forcarei, Xunta de Galicia y Ministerio de Agricultura e Unión Europea, hace justo dos años ahora se hacía realidad el proyecto y veía su primera luz un magnifico instrumento; un telescopio de la prestigiosa óptica americana RCOS de 51 centímetros F:8 (en configuración RC) sobre una montura ecuatorial Paramount ME y como detector principal una cámara CCD ST11000 con un tamaño del chip equivalente a un negativo de 35 milímetros  y un tamaño de píxel de 9 micras, lo que da una resolución aproximada de 0,5” por píxel. Para hacernos una idea grafica, con este telescopio y cámara, en configuración a foco primario, podemos casi abarcar la luna llena, y alcanzar detalles con una resolución  inferiores al kilómetro.

El observatorio, plenamente operativo, y actualmente gestionado por la Fundación  Ceo, Ciencia e Cultura (FC3), formada por AstroVigo, Concello de Forcarei y la Universidad de Vigo, tiene dos líneas bien marcadas; una destinada a la investigación en cualquier campo que quede al alcance del instrumento y una segunda y especialmente importante que es la divulgación y formación, destacando en esta última una gran multitud de visitas de estudiantes y público en general.

 

El observatorio además abre sus puertas al público todos los viernes y sábados no festivos entre las 20:30 y 23 horas, atendiendo a personas de lo más diversas que se encuentran atraídas de forma casual por el edificio singular, o que han conocido su existencia por otros vecinos del Concello o por la página Web de la Fundación FC3, a través de la cual es posible la realización de reservas para visitas o la solicitud de tiempos de observación para aficionados y profesionales de cualquier punto de nuestro estado.

 

Recientemente además se ha celebrado en Forcarei una reunión de representantes de las asociaciones astronómicas gallegas (imagen de la izquierda) para hacer llegar el mensaje de que el observatorio está abierto a todo el mundo y especialmente a los aficionados gallegos; no es un ente cerrado y tan sólo hay que pedir adecuadamente tiempos para conseguir observaciones, tanto presenciales como asistidas, es decir realizadas por el operador del observatorio a petición.

 

 

En proceso continuo de mejoras, se abren nuevas perspectivas que incluirán no sólo la adquisición de nuevo instrumental científico y divulgativo, si no la construcción en un futuro muy próximo de un segundo edificio polifuncional que podría contar entre otros de un planetario para la formación de escolares y público en general.

En un futuro próximo está previsto incluso la robotización completa y operación a través de Internet, tras la asignación de tiempos a los observadores solicitantes.

 

 Sorprende que en un clima complicado como el reinante en Galicia, podamos disfrutar de forma sencilla, de un telescopio con una potencia semejante, pero cuando las noches son estrelladas y transparentes queda comprobado la efectividad y espectacularidad de las tomas del cielo….al alcance de todos.

Algunas tomas desde el observatorio de Forcarei por el autor (sin apenas procesar).

Nebulosa del Cangrejo M1 en Tauro

M13 en Hércules.

M42 en Orión (3 tomas RGBx 10 minutos)

M63; La galaxia del girasol en Canes.

M64, Galaxia del Ojo Negro en Coma.

M97. Nebulosa planetaria de la Lechuza en Osa Mayor.

M101. La Galaxia del Molinete en Osa Mayor.

M106. Galaxia en Canes.

**

Publicado bajo la categoría Agrupaciones de tu provincia, Astronomía en Internet, Astronomía en la vida cotidiana, Educación Primaria, Educación Secundaria, Educación Universitaria, Enclaves astronomicos, Fotografía Astronomica, General, Instrumentación, Investigación Amateur, observación, Observatorios de tu provincia, Turismo Astronómico, Visitas

¿Vamos de observación?

Viernes por la tarde, luna nueva, suena mi móvil. Lo miro incrédulo.

- ¿Diga?

- Miguelilloooo… ¿Te vienes para Almansa?

Es viernes estoy a punto de salir de trabajar… ¿Cómo? ¿Almansa? Eso es otra provincia… Miro por la ventana y el cielo parece despejado.

- ¿A Almansa? ¿A qué?

- He quedado con una gente allí para hacer una observación.

Miras de nuevo el reloj, te llevan, la verdad es que si estás cansado siempre podrás dar una cabezada en el viaje. Te animas y quedas en un sitio a una hora. Tomas tu cámara de fotos (reflex por supuesto). Te subes en el coche sin tener muy claro el plan. Vas a Almansa. De repente caes en la cuenta de que no llevas abrigo suficiente. Piensas que esto no puede acabar bien pero bueno, una noche es una noche. Estás ya bastante lejos de tu casa, no hay vuelta atrás. A partir de esta noche puedo reconocer que si hace calor me da igual, el gorro, los guantes, el abrigo y la bufanda no me faltan cuando salgo a hacer una observación astronómica. Durante el viaje interrogas a tu amigo sobre el destino y las personas que vamos a ver. La información fluye lenta pero a buen ritmo. Sacas en claro que son gente que se conoce de un foro de astronomía que no es la primera vez que quedan. Vamos a tomar un bocado en un bar de carretera y a hacer la observación en un sitio muy bueno. El plan no está mal.

Conforme te acercas al sitio en cuestión ves aparecer a nuestras amigas las nubes. Las saludas como despidiéndote de ellas pero ellas siguen ahí… no responden a estímulos humanos. Llegas al sitio en el que se había quedado. Te preparas para las presentaciones… por cierto, no me he presentado ante vosotros….

Mi nombre es Miguel Manzano, soy de Murcia, hace años administro proyectos asociados a la divulgación científica. He estado presente en alguna que otra semana de la ciencia sorprendiendo a la gente con la ciencia. La astronomía es una afición seria desde los 14 años. Soy el administrador del perfil de astrobloguers en facebook y en twitter (de momento).

Sigamos, te presentan a todo el mundo. Uno de los que vienen sabe montar el telescopio pero requiere que le enseñen a dar los primeros pasos con él. Cenamos y nos piramos a la zona de observación. Enseñamos a usar el telescopio a nuestro amigo. El cielo sigue cubierto. Todo el mundo enseña los cacharros que tiene de bricoastronomía y en cuanto a oculares. La conversación se vuelve muy técnica pero pasamos un buen rato mientras mi cámara se hincha de fotos a los protagonistas de esta aventura.

Mauri

Han pasado un par de horas y el cielo sigue cubierto, decidimos disolver la reunión. Conforme me monto en el coche mi amigo me propone buscar un sitio por Murcia con buen cielo, a ver si tuviéramos suerte y pudiéramos ver un buen cielo. Una noche es una noche así que nos vamos de Almansa a la zona de Abarán. Paramos por Jumilla para estirar las piernas y reponer cafeína para aguantar un poco más la noche. Tomo una foto de Jumilla desde donde estoy, a pulso… Vaya… no queda mal la ciudad a eso de las 3 de la mañana.

jumilla

Nos montamos en el coche y buscamos cielos descubiertos. De repente estamos por un camino alrededor del Río Segura en Abarán. Nos paramos en la vereda y miramos al cielo. ¿Eso que aparece ahí es la vía láctea? Impresionados empezamos a bajar material. Nos tiramos tres horas tirando fotos y mirando objetos de cielo profundo en una noche que no prometía ser fructífera. A las seis, ya con el sol fuera recogemos todo y de vuelta a casa.

detalle via lactea

Obviamente la noche fue genial.

Publicado bajo la categoría Experiencias de Observación

Volvemos

El 31 de diciembre de 2009 este blog cerró sus puertas a la publicación de nuevos artículos hasta nuevo aviso… El nuevo aviso ha llegado. Y mañana se comienza a andar el nuevo camino de este blog (mucho más tranquilo en cuanto al ritmo de publicación, al menos en principio).

El balance general del proyecto es muy positivo llegando a estar presente en un encuentro de divulgadores científicos a nivel nacional y en el congreso estatal de astronomía del 2010.

Recibimos, gracias a la participación de excelentes autores, un tercio de las visitas que se recibieron en la web del año internacional de la astronomía.

Hoy en día el éxito de este proyecto sigue atrayendo visitas y generando por si solo una comunidad de alrededor de 350 personas (a día de hoy) en Facebook.

Sin más entretenerme doy por abierto la nueva vida de este proyecto.

Re-bienvenidos.

Publicado bajo la categoría blog

¿Vale?

We are made of star stuff

Carl Sagan, Cosmos

Sé que vendrá un día en que no veré más esta tierra. La vida se despedirá de mí en silencio, y me echará la última cortina
sobre los ojos.
Pero las estrellas velarán por la noche, y se alzará la mañana como antes, y las horas se henchirán, como las olas de la mar, levantando dolores y placeres.

Rabindranath Tagore, Gitanjali

A veces me pregunto
cómo te veían, Cielo,
los antiguos pobladores.
Otras veces, me pregunto
de qué modo te miraban.

A veces me pregunto
cuánta gente en este mundo
y este tiempo que nos lleva
se toma un minuto ¡o un segundo!
para admirar tu belleza.

Y durante las noches negras
en que tus estrellas brillan,
y la luz de las farolas
me deja observar tu manto,
yo barrunto:
¿qué será de nuestros hijos
si lo que siempre ojos veían
e impulsó a grandes personas
ahora les es privado?
¡Mal asunto!

A veces me pregunto
cómo veían, Cielo,
tu luna con catalejo.
Otras veces, me pregunto
de qué modo te amaban.

A veces me pregunto
cuánta gente en este mundo
y en este tiempo apremiante,
las estrellas del osito han contado,
o las de la osa grande…

Y en las noches en que Selene
nos observa alta, estóica,
cual cegador punto en la historia
me duele pensar nos recuerden:
brillante de ciencias, de letras;
de artes y de derechos.
Mas del dicho al hecho, un trecho
¡pues quitándonos están el verte!

A veces,
dolencia, sentencia,
presa inocencia parece.
¡Paciencia!

Y a veces,
tan solo de cuando en cuando…

A veces, esperanza me queda
de que todas esas fuerzas
que, impulsantes, fueron guía
de alguna mente inquieta
siguen despiertas, rezuman vida.

¡Démonos cuenta!

Y cuando caiga en esta Tierra
de la oscuridad el velo,
y se alce la mañana como antes
pero brillen en ti los astros, Cielo,
se irá enhorabuena todo aquello
que vanamente anhelabamos
y otra vez contemplaremos
la materia
de que está hecho el ser humano.

Fotografía de Vincent Jacques

Fotografía de Vincent Jacques

Publicado bajo la categoría Contaminación Lumínica, General, Literatura, Viviendo el IYA-AIA
Etiquetas: ,

Geminidas 2009.

La salida para observar la lluvia de las Gemínidas comenzaría, este año, en el punto de encuentro por excelencia, el Planetario, a eso de las tres y media del sábado doce de diciembre de 2009. Tras una pequeña organización, partimos hacia Madridejos. Mochilas a la espalda, llegaríamos con una hora de retraso respecto a lo previsto. Sin embargo, no supondría un gran inconveniente para el par de individuos que se armaron de valor y montaron las tiendas en medio de la oscuridad, mientras el resto del grupo compraba provisiones energéticas en el pueblo teniendo en cuenta la fría noche que aguardaba.
Los primeros curiosos comenzaron a mirar el firmamento. La noche era aún joven y ardían deseos de empezar la observación. Algunos incluso se aventuraron a sacar el láser apuntador y señalaron varias constelaciones. La más demandada era, obviamente, Gémini, pero no sería la única. Fue difícil retenerlos hasta la hora prevista, las diez, pero no les quedó más remedio que esperar, pues había que coger fuerzas durante la cena.

Armados ya con todo tipo de recursos contra el frío y la humedad – mantas, ropa, chocolate y plantillas térmicas -, llegó la hora de la verdad. Grabadoras en mano, se hicieron varios grupos que se dedicarían a contar las Gemínidas. No era suficiente con hacer patente el hecho de su presencia, sino que había que especificar su magnitud, su proximidad al radiante y su dirección. En ocasiones, incluso convenía especificar si realmente era una Gemínida, pues también fuimos capaces de discernir aquellos trazos que, por no proceder del radiante, no eran parte de la lluvia que intentábamos estudiar. Para mayor profesionalidad, incluimos en nuestro estudio el cálculo de la M.A.L.E. cada treinta minutos. Las zonas con más éxito para tal efecto serían la del Auriga, la del cuadrado de Pegaso y la de Tauro.

Asimismo, se intentó realizar algo de astrofotografía, y pudimos llevar a cabo la técnica de la doble estación empleando una cámara que apuntaba al mismo volumen atmosférico que nosotros observábamos, desde el Observatorio UCM (http://www.ucm.es/info/Astrof/obs_ucm/obs_ucm.html), de la facultad de Físicas. Varios fueron los bólidos observados mediante este proceso, y se enviaron los registros visuales a la IMO para su posterior análisis (http://www.imo.net/live/geminids2009/). Pese a ser la noche previa a la del máximo, la actividad fue alta, THZ ~80, tasas similares a las del culmen de las Perseidas.


Bólido observado desde Madridejos y grabado en vídeo desde Majadahonda por Alejandro Sánchez.


La duración total de la actividad sería de unas cuatro horas, aproximadamente, pues a eso de las dos, una nube – que llevaba amenazando la lluvia bastante tiempo – decidió posarse sobre nuestro campo de visión definitivamente. Aun así, nos fuimos más que satisfechos a dormir, y no faltaron las expresiones de asombro y júbilo por el esplendor de la naturaleza celeste, que provocó más de un ¡¡¡Hala!!! ¿Has visto eso? ¡¿Lo has visto?!”.

A la mañana siguiente, nos levantamos con las ganas y el entusiasmo – unos más rápido que otros – de ir a buscar meteoritos. Desafortunadamente, la humedad y el frío se habían asociado con la nube la noche anterior para impedirnos tal expedición, así que nos conformamos con desmontar las tiendas de los más perezosos sin avisarles de que aún estaban dentro de ellas, desayunamos en familia y volvimos a Madrid dispuestos a estudiar todos los datos recogidos para contribuir a la ciencia.

Por Jesús Rubio Jiménez, vicepresidente de ASAAF-UCM

Publicado bajo la categoría General
Arriba | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS)